top of page

Los Óscar más atípicos

Actualizado: 21 sept 2023

En la gala de 2023 se ha premiado la originalidad, en un claro cambio de tendencia

Estatuilla de los óscar

Un año más, y va ya por la 95ª edición, se han entregado los Oscars, resultando triunfadora Todo a la vez en todas partes, con siete galardones de las once nominaciones a las que aspiraba.


La película ganadora ha obtenido, entre otros, los premios de mejor película del año, mejor dirección y mejor guion.


Los codirectores Daniel Kwan y Daniel Scheinert, conocidos como "Los Daniels", también son los guionistas de "Toda a la vez en todas partes". La protagonista, Michelle Yeoh, se ha llevado el óscar a mejor actriz y Jamie Lee Curtis, la de mejor actriz de reparto.


El actor Ke Huy Quan, al que recordamos en papeles entrañabales en películas de los 80 ("tapón" en Indiana Jones o miembro de la pandilla de los Goonies), también participa en el film, llevándose el óscar al actor de mejor de reparto.


Índice

Cambio de tendencia: los óscar se hacen globales

"Todo a la vez en todas partes" es una película que “solo” ha costado 25 millones de dólares pero que lleva recaudados más de cien y que con los óscar seguirá recaudando más.


Parece que asistimos a un cambio de tendencia premiándose no solo superproducciones sino películas de menor presupuesto, pero atrevidas y originales. Ya pasó con CODA el año pasado.


Michelle Yeoh es de origen malasio y es la primera mujer asiática que se lleva un óscar a mejor actriz en la Historia de estos premios, los más importantes del cine mundial. Su talento ha tenido mucho que ver. A sus 61 años, realizar una película con tanta acción es un ejemplo de vitalidad que nos indica que se puede hacer de todo pasados los 60 si te cuidas lo suficiente. Sin duda, tanto su premio como el de Lee Curtis reivindican que los actores y actrices sesentones aún tienen mucho que aportar al cine.


En la película, Yeoh es la madre de varios jóvenes chinos inmigrantes en los Estados Unidos que por azares surrealistas se ve en la tesitura de salvar al Mundo. Nos trae a colación el multiverso con el que ya se han atrevido las taquilleras películas de superheroes pero tratado de una forma cómica que a la par extrae una moraleja: por muchos que sean los problemas, si agudizamos el ingenio, podremos solucionarlos.


La otra triunfadora ha sido una película que no es de Hollywood sino alemana: Sin novedad en el frente, sobre los horrores de la Primera Guerra Mundial. Ha conseguido cuatro estatuillas (de entre sus nueve nominaciones), incluyendo el de mejor película internacional, mejor banda sonora y otro por su espectacular fotografía. Resulta muy actual en el momento presente en el que se libra el peor conflicto bélico en Europa (en Ucrania) desde la Segunda Guerra Mundial.


Siguiendo la línea reivindicativa, se ha dado el óscar a mejor película documental a Navalny, sobre el principal opositor ruso a Vladimir Putin. Nos indica que no toda la población de Rusia secunda a su presidente, quién gobierna como un dictador.


El cine hispano esperaba que Argentina, 1985 se llevara el óscar por esta categoría, pero no ha sido así. Aún así, vimos bastante presencia latina en la entrega de premios, como Antonio Banderas, Salma Hayek o Pedro Pascal entre otros, amén de la candidatura a mejor actriz para Ana de Armas. Y luego, el premio recibido por Guillermo del Toro por su película “Pinocho”, galardonada en el apartado de animación.


Ha sido también el año en que se han recuperado grandes talentos olvidados. Actores que fueron estrellas pero que se precipitaron al abismo y que ahora han aprovechado la oportunidad que se les ha brindado para volver a brillar. Es el caso de Brendan Fraser, que dio un emotivo discurso por ganar el óscar a mejor actor. Su formidable trabajo como enfermo de obesidad mórbida en la película "La ballena", ha dado visibilidad a estas personas y la problemática que arrastran.


Fraser estaba acabado, apenas se acordaba nadie de él, cuando había sido todo un sex simbol años atrás. El director Darren Aronofsky confió en su buen hacer para interpretar un papel muy complicado a sus 55 años de edad. Todo un estímulo para quiénes confían en las segundas oportunidades.


Fraser se lo agradeció y añadió que cuando estaba en la cúspide de su fama no supo agradecer lo que muchos hicieron por él, dándose cuenta en su caída de lo importante que es el trabajo de quiénes no se ven y están tras las cámaras: directores, maquilladores y demás técnicos.


Los dos actores protagonistas galardonados como los mejores ya se conocían por haber trabajado juntos en la tercera parte de La Momia, en 2008: por entonces, Fraser tenía 40 años y Yeoh seis más, 46. Ambos hacían sus propias escenas de acción, sin dobles, una muestra más de su profesionalidad.

El cine de superhéroes, el más taquillero desde hace años, continúa con su reconocimiento académico.


En los óscar se llevó el premio a mejor diseño de vestuario Black Panther: Wakanda Forever.


Los mejores efectos especiales, en cambio, han sido los de Avatar: el sentido del agua. No es un film de superhéroes pero similar.


Con respecto a las compañías productoras, la triunfadora ha sido A24, que es la que ha financiado y distribuido tanto Todo a la vez en todas partes como La ballena (la protagonizada por Brendan Fraser).


Las empresas de streaming continúan reivindicando su sitio con los cuatro premios conseguidos por Netflix que son los de la cinta alemana “Sin novedad en el frente”. Pero para ser las que están impulsando en gran medida el cine actual, sabe a poco.


El conductor de la gala, el conocido presentador Jimmy Kimmel, hizo su aparición en el Teatro Dolby en paracaídas rememorando la película de Tom Cruise (que no asistió a la ceremonia) Top Gun Maverick. Este film estaba nominado a mejor canción, que fue interpretada por su autora, Lady Gaga pero el premio se lo llevó Naatu Naatu por la película RRR. Es la primera vez en la Historia que una canción hindú se lleva la estatuilla en un claro reconocimiento a la espectacularidad de Bollywood. La secuela de Top Gun se llevó el óscar a mejor sonido.


Puede decirse que los premios han acaparado un rango más amplio y universal, como si no fueran los premios del cine de los Estados Unidos sino del Mundo entero. Así lleva siendo desde 2020, cuando la película surcoreana "Parásitos" triunfó con cuatro óscar.


Es cierto que anteriormente hubo más casos de películas no estadounidenses con varios premios pero se respira cierta universalización de los óscar en la década presente y un mayor compromiso social.


Críticas al sistema de votaciones de la Academia

Estrella de Walt Disney en el paseo de la fama de Hollywwod
Disney sigue siendo la productora con más nominaciones de bandas sonoras

El sistema por el que se premia en los Óscar consiste en que cada segmento profesional elije por votación los que considera mejores trabajos del año, pero los ganadores los deciden todos los miembros de la Academia, independientemente de su gremio. Así, los compositores y letristas, por ejemplo, escogen las que consideran mejores bandas sonoras y canciones.


De las quince películas que más votos hayan recibido en cada categoría se hace una selección con las cinco más destacadas que serán las nominadas.


Este año ha sucedido de nuevo: la banda sonora de la nominada “Los Fableman”, del magistral John Williams, ha gustado más, en general, que la de la premiada “Sin novedad en el frente”. Pero, como decíamos, no son los compositores y músicos los que deciden el ganador. Ellos/as solo nominan, como sucede con el resto de gremios en sus respectivas categorías de premios. Los ganadores son los que más hayan impactado a los académicos en general.


No pocas veces, profesionales de la peluquería han mostrado su desacuerdo con los premios al considerar que otros nominados lo merecían más. O diseñadores que opinan que el vestuario de tal película nominada es mejor que el de la que se haya llevado la estatuilla.


La promoción hace mucho ya que si una película ha sido premiada anteriormente con algún galardón importante (los BAFTA o los Globos de Oro, por ejemplo), tienen muchos puntos para que se lleve también el óscar.


Si hubiera entrado entre las nominadas la BSO de “The Batman”, pudiera haber tenido posibilidades ya que es impresionante y aplaudida por el público, pero se quedó fuera.


Ahora bien, lo normal es que los premios coincidan con el parecer también de los profesionales de cada categoría, en especial entre los actores. El óscar para Brendan Fraser estaba cantado ya que había sido premiado anteriormente por el sindicato de actores de los Estados Unidos.


La gran derrotada ha sido “Almas en pena de Inisherin” que partía con nueve nominaciones pero no se ha llevado ningún premio.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page