top of page

Israel vs Hamas: ¿guerra o contraterrorismo?

Actualizado: 17 oct 2023

Se habla de guerra contra Hamas, pero más parece una operación antiterrorista a gran escala

Mujeres soldados israelíes
Miles de jóvenes han sido llamados a filas

Calles desiertas sin apenas tráfico de vehículos. La seguridad se ha reforzado al máximo.


Ni siquiera la población tiene claro si lo que está sucediendo actualmente en Israel (o Palestina) es una guerra o debe enmarcarse dentro del contexto de terrorismo-contraterrorismo que lamentablemente es habitual en el País, desde su fundación.


Analizamos la operación terrorista de Hamas y cómo ha sorteado al mejor Servicio Secreto del Mundo. Además, nos adentramos en Palestina para intentar comprender cómo se ha llegado a la situación actual.


Índice


Para el Gobierno de Israel y para Hamas es una guerra

Grupo de jóvenes soldados israelíes
Israel es un Estado militarizado

El término generalizado para definir lo que está sucediendo en Israel es el de guerra, pero desde mi punto de vista no es correcto ya que más debiéramos hablar de acción contraterrorista del Gobierno israelí. Aunque, para los dos bandos es una guerra.


Hamas (en las listas de grupos terroristas de EEUU, UE, Reino Unido, Japón, Canadá y Australia), gobierna la Franja de Gaza, es cierto, pero se trata de un territorio dentro del Estado de Israel con Gobierno autónomo teóricamente dependiente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Sin embargo, tampoco esta entidad es reconocida como un Estado por todo el Mundo con lo que no hay dos Países en guerra con sus respectivos ejércitos enfrentados. Es más, Hamas rechaza la autoridad de la ANP.


Tal vez se pudiera hablar de guerra civil ya que son dos poblaciones contrapuestas dentro de Israel, cuyo Gobierno no ha concedido la independencia a Palestina si bien les permite que cuenten con autoridades y leyes propias ajenas a las israelíes.


Para Israel es una guerra en toda regla por lo que han reactivado a 300.000 reservistas (de un total de 400.000) de los que cientos de ellos se hallaban en el extranjero por distintas razones, regresando a Israel para ponerse a las órdenes de las autoridades militares.


Su poder militar se basa en esa gran Reserva de soldados que puede activar en cuestión de un par de días porque los soldados profesionales son unos 143.000. Así que Israel se ha militarizado ante las circunstancias.


Hamas posee un gran potencial armamentístico, pero no es un ejército regular de un Estado legítimo, luego no es una guerra.


Operación israelí contra Hamas: ¿guerra o contraterrorismo?

Individuo portando bandera palestina entre el fuego

La operación militar israelí ha recibido el nombre de “Espada de Hierro” ya que es hora de la venganza, como han dejado claro los componentes del Gobierno con el primer ministro Benjamin Netanyahu a la cabeza.


El ejército prepara la invasión terrestre por lo que antes "limpian" desde el aire los obstáculos que los soldados pudieran encontrar en su avance. Han advertido a la población civil que abandonen el norte de Gaza. Van a establecer una zona de cuatro kilómetros tierra adentro probablemente para que sirva de base para las tropas y vehículos empleados en la operación militar.


No ha sido necesario que se les obligue como ha sucedido en Rusia o Ucrania: decenas de miles de reservistas acudieron a los cuarteles para preguntar cuando podían incorporarse para luchar por su País. Tal ha sido la conmoción que las matanzas de Hamas han provocado en la mente colectiva del pueblo israelí.


Las "Fuerzas de Defensa de Israel" (FDI), conocidas por los israelíes por su acrónimo "Tzáhal", aparte de proteger a la población de amenazas exteriores, tienen asumida la lucha contraterrorista entre sus competencias. Si le preguntas a cualquier soldado te responderá que la situación por la que pasan es de guerra.


Hamas cuenta con varios aliados entre diferentes organizaciones terroristas siendo las más destacadas Hezbolá en Líbano y Yihad Islámica en Palestina. Cierto que los de Hezbolá se han visto inmersos en el conflicto de modo indirecto al ser confundidos terroristas de la Yihad Islámica con miembros de la organización libanesa por lo que fue atacada por Israel.


Las Brigadas al-Nasser Salah al-Din, brazo armado de los Comités de Resistencia Popular así como las Brigadas de los Mártires Abu Ali Mustafa, del Frente Popular para la Liberación de Palestina, se han unido al "Eje de la Resistencia", como lo ha denominado el Gobierno iraní. Una alianza de grupos terroristas con los que tiene cierta relación Irán.


En Gaza, varios grupos terroristas secuestraron a numerosas personas en sus hogares o en la "rave" (fiesta de música tecno) organizada cerca de la frontera donde perpetraron una masacre. Diez días después, el ejército israelí comunicó la muerte del jefe del Consejo de la Shura de Hamas (un órgano común a casi todos los Países islámicos equivalente al Consejo de Estado). Se trata de Osama Mazini, responsable de los rehenes.


En el siguiente vídeo, difundido por Hamas, se ve a una rehén israelí diciendo que se llama Mia Schem, que tiene 21 años y que es de la localidad de Shoham. Que se halla en Gaza y que se lastimó la mano de modo grave, siendo curada en el Hospital de Gaza (puede verse al comienzo del vídeo como le ajustan la venda).

La joven habla en hebreo y pide que le saquen pronto de allí.


Hamas lanzó el comunicado de que tienen retenidos a 249 rehenes entre ellos y sus aliados (otros grupos terroristas). Para su liberación exigen que se libere a los 6.000 prisioneros palestinos que actualmente hay en cárceles israelíes.


Hasta el momento han muerto casi 1.400 personas en Israel y los heridos superan la cifra de 3.500 personas con decenas de desaparecidos. En el lado palestino, los muertos ascienden a más de 2.200 y la cifra de heridos se acerca a 8.900 personas.


Los portavoces del Estado Mayor hablan de fuerzas aéreas y navales de Hamas y sus organizaciones afines, como si de un ejército regular se tratara, cuando en realidad son terroristas adiestrados en el uso de parapentes o comandos que se desplazan en lanchas por el litoral.


Pero es importante emplear la terminología militar ya que justifican así el despliegue masivo de tropas y medios en lo que para el Gobierno es una guerra.


Netanyahu en una encrucijada

Foto de Netanyahu
Benjamin Netanyahu

Ante la fuerte oposición política a la coalición que gobierna Israel (ultraortodoxos y extrema derecha), el primer ministro Netanyahu ha pedido a sus contrarios que dejen de lado sus diferencias para permanecer unidos ante el enemigo común.


Las protestas palestinas se multiplicaron con el actual Gobierno.


Al primer ministro le advirtieron, tanto sus contrarios como sus acólitos, que su política de incrementar los asentamientos de colonos judíos en las Franjas Palestinas podía dar lugar a una nueva Intifada.


El gobernante israelí menospreció la capacidad de las milicias terroristas. A todos vendió que su Gobierno las mantenía a raya y que Israel bajo su mandato era más seguro que nunca. Y, sin embargo, ahora hay medio millón de israelíes desplazados de sus hogares por temor a ser alcanzados por cohetes de los terroristas, tanto en el norte como en el sur del País.


Por su parte, el presidente de Israel, Isaac Herzog, dijo que la Administración está sufriendo ciberataques por parte de Hamas y sus aliados. Así mismo difunden desinformación con vídeos propagandísticos, según Herzog, pidiendo el presidente que no se compartan, lo cual se hace sobre todo a través de servicios de mensajería instantánea. Éstos últimos se han convertido en el medio más eficaz de propagación de ideales extremistas porque resulta muy complicado vigilarlo, tanto por parte de las empresas tecnológicas como de las Fuerzas de Seguridad.


El golpe asestado por las Nukhbas (comandos de élite) de Hamas, de forma conjunta con otras organizaciones terroristas, ha puesto a Netanyahu en una posición débil frente a la oposición política en la Knéset o asamblea parlamentaria.


¿Cómo pudieron los militantes de Hamás llevar a cabo una incursión a gran escala contra los asentamientos judíos en el sur de Israel?



Operación de Hamas "Tormenta al-Aqsa"

Individuo ondea la bandera palestina
Individuo ondeando la bandera palestina

El sábado 7 de octubre, a las 6:30 de la mañana, comenzó la operación que los terroristas denominaron “Tormenta de Al-Aqsa” (o “Diluvio de Al-Aqsa”). El nombre es en recuerdo a los asaltos del ejército israelí a la mezquita Al-Aqsa en Jerusalén (las Fuerzas de Seguridad buscaban terroristas).


A la par que soltaban cohetes hacia el sur de Israel (casi 5.000), cientos de militantes de Hamas se dirigen hacia el muro fronterizo. Lo salvaron en parapente o por mar en lanchas. La muralla también fue asaltada derribándola con vehículos industriales y cortando la alambrada que la corona.


Con drones armados, la organización terrorista inutilizó torres de vigilancia dotadas de videocámaras y nidos de ametralladoras controlados a distancia.


Una vez en territorio israelí todo se precipitó de forma endiablada, disparando los terroristas a cuantos encontraban a su paso con ametralladoras pesadas montadas en vehículos y a pie o motocicleta con fusiles de asalto.


Asaltaron una fiesta rave y varios Kibutz, que son colonias de vecinos autosuficientes, hallando los soldados israelíes en el de Beeri 108 cadáveres y en la rave 250.


Hamas vio el momento como el más decuado para el ataque. Se puede decir que ha cogido al Gobierno despistado al estar pendiente de los problemas suscitados por la reforma judicial, olvidándose de las Franjas palestinas.


El día escogido por los terroristas no se ha elegido al azar, pues coincidió con el final del "Sukkot", la Fiesta de los Tabernáculos, que se celebra a lo largo de una semana y que recuerda el peregrinaje del pueblo judío por el desierto hasta su llegada a Palestina.


El nombre le viene por la palabra sucot (o sukkot) que es una especie de tienda de campaña o "tabernáculo" como aquellas en las que vivían los judíos errantes cuando huyeron de Egipto hacia el actual Israel. Es perfecto para los amantes de las fiestas rave ya que es lo que suelen hacer: durante varios días bailan, oyen música tecno, cocinan alimentos veganos, durmiendo en tiendas de campaña.

Personas bailando en fiesta al aire libre
En una rave solo se baila y disfruta

El viernes, día seis, se celebró el Hoshaná Rabá (Gran Salvación), seguido del Simjat Torá - alegría de la Torá - al sábado siguiente, día 7, el de la masacre perpetrada por Hamas.


Marcharon contra los lugares que sabían que estaban en fiesta y por lo tanto donde hallarían más posibles víctimas. Sin duda, estaban al tanto de la celebración de la rave ya que esos eventos suelen publicarse en redes sociales animando a que acudan cuantas personas lo deseen.


Israel, a pesar del conservadurismo de sus élites políticas, se ha convertido desde la década de los 90 en uno de los lugares preferidos para el movimiento neohippie. La rave que organizaron pretendía ser un llamamiento por la paz a través de la música pero en distintos lugares del País se celebran raves cada fin de semana.


El sitio para el festival "Tribe of Nova", también conocido como "Supernova Sukkot", es un paraje dentro del kibutz Re'im, a tan solo seis kilómetros de la Franja de Gaza.


Se calcula que había 3.000 asistentes, tanto los de esa rave como no pocos de una distinta que terminó el día anterior: no solo israelíes sino también de muchas otras nacionalidades.


El evento estaba enmarcado dentro de una gira mundial con el nombre "Universo Paralelo" en la que participan DJs de música psytrance (una variante de la música electrónica), de diversos países que culmina cada año en Brasil.


Ciertamente, los neohippies (como los hippies originales) viven un mundo paralelo ya que creen que hay que tirar todas las murallas y eliminar las fronteras. Por eso se organizó el festival cerca de la frontera con Gaza, reivindicando la paz entre los dos pueblos, el judío y el palestino.

Los organizadores lo habían consultado previamente con el ejército y si bien se les avisó de que conllevaba cierto riesgo, no podían imaginar lo que sucedería, como mucho algún altercado. Por esto último llevaban seguridad privada, pero sirvió de poco: aparte de los 250 muertos y los numerosos rehenes identificados hay decenas de desaparecidos de los que nada se sabe.


Los terroristas aprovecharon la confusión de primera hora de la mañana, no dándoles tiempo a los asistentes a la fiesta para huir. Algunos sobrevivieron gracias a que fueron campo a través con sus vehículos puesto que los que siguieron la carretera fueron acribillados.


Han trascencido vídeos grabados por los asaltantes con cámaras GoPro que después usan para su propaganda.


Disparaban incluso a los baños portátiles donde se habían refugiado algunos asistentes a la fiesta.


El infierno duró unas tres horas, pudiendo esconderse muchas personas en la arboleda pero hasta ahí se dirigieron los asaltantes disparando a todo lo que veían moverse.


Es posible también que los cerebros de Hamas que organizaron la matanza quisieran emular la Guerra del Yom Kippur, de la que se cumplen 50 años este mes de octubre.


Aquello también fue un ataque por sorpresa desde distintos frentes: egipcios por el sur y sirios por el este, de modo simultáneo, infligiendo importantes pérdidas al ejército israelí, pero éste se recompuso y contraatacó ganando la guerra e incluso arrebatando territorio de ambos Países.


Al igual que los egipcios en 1973, Hamas ahora lanzó un ataque simultaneo por tierra, mar y aire, produciéndose también incidentes en Cisjordania. Por mar, los terroristas llegaron en lanchas (igual que hicieron los egipcios medio siglo antes).

El terror desatado por los activistas de Hamas y sus compinches ha sido indescriptible, al estilo del ISIS. Pero entre sus miembros debe haber quiénes no estén de acuerdo con tales atrocidades, demostrando algún atisbo de humanidad como le sucedió a una mujer israelí llamada Avital Alajem.


Vivía en uno de los Kibuttz atacados donde vio como asesinaban acribillado a un vecino suyo con el que se escondió en un armario. A ella le entregaron a dos niños que eran hijos de una conocida, instándole a que caminara hacia la frontera. Una vez pasaron la línea, les dejaron libres. Ya a salvo, Avital pudo entregar los niños a su padre pero éste le dijo que la madre estaba desaparecida


Los terroristas lanzaron una ofensiva generalizada contra trece Kibbutz a lo que la Fuerza de Defensa Aérea de Israel respondió bombardeando decenas de posiciones de Hamas junto a la línea fronteriza de Gaza. Es la razón por lo que la población civil se marchó apresuradamente hacia el interior.


La localidad que sufrió el ataque aéreo más intenso fue Al Furkan. En la ciudad de Gaza, los bombardeos se dirigieron sobre todo hacia la Universidad Islámica porque los Servicios de Inteligencia de Israel la señalan como germen de terroristas que usan sus instalaciones para formarse en la fabricación de artefactos explosivos.


En cualquier caso, se la han colado a los Servicios de Inteligencia israelíes, entre los mejores del Mundo. El ataque pasó desapercibido para los espías israelíes infiltrados entre los palestinos.


Cómo es lógico, la comunidad de Inteligencia activó sus fuentes de información para buscar a los responsables, descubriendo que llevaban meses preparándola.



Golpe a la Inteligencia israelí

Hombre manejando un dron
Hamas ha usado drones armados

Israel ha respondido con ataques simultáneos contra diferentes objetivos, muriendo hasta el momento casi 2.300 personas, entre terroristas y civiles. Tras cinco días de combates, los heridos entre Gaza y Cisjordania se acerca a la cifra de 9.000, entre hombres, mujeres y niños. La destrucción en Gaza es brutal con cientos de edificios derruidos.


Entre los altos cargos de Hamas abatidos figuran Bilal al Kedra y Ali Qadi (quién había sido liberado en 2011 en un intercambio de prisioneros), comandantes de sendas "nukhbas" especializadas en redadas y emboscadas. También han caído Murad Abu Murad, coordinador del ataque aéreo de la organización terrorista y Muhammed Abu Shamala, responsable del ataque por mar, quién utilizaba su vivienda como depósito de armas, según el ejército israelí.


Del mismo modo, abatieron a Muhammad Abu Ghalil, "subcomandante" de Hamas en Gaza, coordinador de los efectivos marítimos de la organización terrorista y el más importante hasta el momento, Osama Mazini, jefe del Consejo de la Shura.


Los "éxitos" han llegado a posteriori porque la prevención ha fallado

La imagen de Israel y de su poderoso ejército han quedado muy maltrechas por lo que llevan a cabo una contraofensiva brutal para callar las críticas. Pero solo consiguen acrecentarlas, tanto entre Países enemigos como amigos e incluso la población israelí.


El diario Haaretz, cuya línea editorial es progresista (a favor de la creación de dos Estados), publicó que si bien el ejército obtuvo información preocupante un día antes, no fue hasta el sábado que se cometieron las masacres cuando, un minuto antes, se enteró el primer ministro.


Según el rotativo, el Shin Bet (Servicio Secreto para amenazas interiores) fue informado el viernes por la noche aunque otras fuentes hablan del jueves, de que algo se estaba moviendo. Sin embargo, tras analizar los datos que recibían, consideraron que no indicaban riesgo serio por lo que no se aumentó el nivel de alerta del País.


La secuencia debió ser como sigue: el Comando Sur comunica a la División de Operaciones de las FDI que ha recibido información sobre movimientos sospechosos. La División se lo pasa al Shin Bet, el cual se pone en contacto con agentes destacados en el Distrito Meridional del País para comprobar la situación sobre el terreno.


Fuera como fuese, los operativos que marcharon a la zona el sábado a primera hora informaron a sus superiores de una concentración de fuerzas enemigas. Se trataba de la operación terrorista que ya estaba en marcha, viéndose los agentes obligados a entrar en combate, resultando herido uno de ellos.


La CNN ha informado de que la CIA tenía conocimiento desde hacía semanas de ciertos movimientos inusuales en Hamas y su entorno.


Puede comprenderse ahora el extraño deterioro de los globos aerostáticos de vigilancia sobre la frontera de Israel, creyendo algunos altos mandos militares que pudieron ser saboteados por Hamas. Pero esos "accidentes" se produjeron hace casi un mes, no siendo reparados los globos con posterioridad.


La relación del Shin Bet con el Gobierno no pasa por su mejor momento, pues los segundos les instan a que investiguen el ámbito de la delincuencia organizada de origen árabe, cuando los agentes consideran que eso no debiera ser competencia suya. Ellos están para investigar y prevenir el terrorismo perpetrado por grupos palestinos y otras amenazas terroristas para la seguridad ciudadana. También se ocupan del contraespionaje, lo que significa que buscan espías extranjeros dentro de Israel.


Pero en Israel no solo existen el Mossad (el más conocido) y el Shin Bet o "Shabak". El tercer servicio secreto que conforma con los otros dos la comunidad de Inteligencia israelí es el "Aman" o Inteligencia militar.


El Mossad es el acrónimo de "Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales", estructurándose así

  • División Tzomet (significa "cruce"): se ocupa del espionaje por todo el Mundo através de sus agentes conocidos como "katsas", palabra que en realidad es un acrónimo que significa "oficial de inteligencia".

  • División Cesarea: especializada en las operaciones más complicadas, con agentes de élite, aunque todos los son en cierto modo.

  • División "Keshet" (arcoiris en hebreo): encargada de los medios tecnológicos.

  • División "Komemiute", en la que se encuadra la polémica Unidad "Kidon" (significa bayoneta), de la que se dice que se ocupa de objetivos más selectivos.

Los "katsas" no son tantos como podamos pensar. Debido a su extraordinaria preparación apenas son un centenar.


Con respecto al "Aman", o Inteligencia Militar, se divide en tres, correspondientes a cada ejército (Tierra, Mar y Aire).


El Shabak (antiguo Shin Bet, aunque se le sigue conociendo así), es el acrónimo de "Servicio de Seguridad General Interior" y cuenta con tres Divisiones:

  • División de Asuntos Árabes

  • División Militar, en colaboración con el AMAN en lo respectivo a Palestina y los Altos del Golán. Se ocupan del contraespionaje y de vigilar la inmigración.

  • División de Seguridad: da protección física a edificios del Gobierno y embajadas. En cada vuelo de la compañía aérea israelí El-Al va un agente del Shabak, como prevención ante posibles secuestros de aviones.

El Estado Mayor israelí reconoció fallos en el sistema que deberán ser depurados más adelante, tomando nota de los errores cometidos, que han dado lugar a la incursión de Hamas y sus horribles matanzas.


Un apunte que debiéramos tener en cuenta es que, del mismo modo que ha fallado el servicio de espionaje de Israel, el de Hamas se ha sofisticado (sobre todo en cuanto a contraespionaje) porque, de lo contrario, no se entiende que hayan despistado a los agentes hebreos durante tanto tiempo.



¿Qué pasa en Palestina?

joven palestino lanzando una onda rodeando de humo y fuego
Gaza está destruida

El conflicto se ha extendido a la otra Franja palestina: Cisjordania, donde se encuentra Jerusalén Oriental.


En la Ciudad Vieja, donde se hallan los lugares santos para las tres religiones, se producen tiroteos con fallecidos. El ambiente es como el de las Intifadas (alzamientos palestinos violentos). Van ya 60 muertos y 1.250 heridos en los enfrentamientos con las Fuerzas de Seguridad y Defensa israelíes, realizando éstos últimos numerosas redadas por diversas localidades.


Pero donde se concentra la repesalia israelí es en la Franja de Gaza que forma parte del Estado de Israel desde que la conquistara en 1967 tras la Guerra de los Seis Días contra Egipto y Jordania. A los primeros les arrebató Gaza y la Península del Sinaí (los egipcios reconquistarían este último territorio seis años después).


En Jordania, los israelíes ocuparían Cisjordania y en Siria los Altos del Golán. Por lo tanto, los territorios palestinos son israelíes desde hace más de medio siglo permitiendo el Gobierno de Tel Aviv que tengan su propio régimen político. De hecho, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, se ha desmarcado de Hamas como así le dejó claro hace unos días al Secretario de Estado Antony Blinken, de EEUU.


En los Acuerdos de Oslo se estableció un período de cinco años (hasta 1998) para que se creara un eventual Gobierno autónomo palestino que controlara las Franjas de Cisjordania y Gaza. Mientras tanto, Israel seguiría ocupándose de las relaciones exteriores, defensa militar y vigilancia de fronteras, además del tráfico interurbano de vehículos​ dentro de dichos territorios. Se transferirían esas competencias a la Autoridad Nacional Palestina cuando ésta quedara definitivamente constituida y la situación normalizada, pero esto último no ha sucedido.


El Gobierno palestino se ocuparía también, por aquellos Acuerdos de Oslo, de otras materias dentro de los territorios que controlara como son la educación, la cultura, la sanidad (incluyendo la Seguridad Social), la recaudación de impuestos y el turismo.


Así mismo, se les permitió crear una Fuerza de Seguridad propia.

Ruinas históricas de la Ciudad Vieja de Jerusalén
Ciudad Vieja de Jerusalén

Hubo grupos que protestaron por no incluir en las negociaciones el estatuto sobre Jerusalén, que consideran Palestina, pero Israel no lo ve así ya que para los judíos es su capital histórica y una ciudad santa (lo es también para musulmanes y cristianos). El Gobierno de Israel definió Jerusalén como una ciudad abierta para todas las confesiones religiosas, pero bajo soberanía israelí.


En la ciudad santa los tiroteos entre soldados israelíes y terroristas palestinos son continuos, como en Cisjordania, por lo tanto, el conflicto se ha extendido a las dos Franjas palestinas y más allá: la televisión estatal de Siria comunicó el ataque aéreo israelí sobre dos aeropuertos del País. También hay enfrentamientos en el sur del Líbano.


En la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, Riyad Mansour, embajador de la Autoridad Nacional Palestina sostuvo que no es lógico que Israel exija respaldo político y militar de la comunidad internacional cuando está llevando a cabo una “agenda colonialista y racista”.


Los embajadores palestinos dispersos por el Mundo culpan a Israel por negarle a su pueblo los derechos más elementales, recaudando dinero para la población (o eso dicen) a través de ONGs. En lo que va de año han muerto 268 palestinos por enfrentamientos con fuerzas militares y policiales o colonos, antes del conflicto actual.


Mahmud Abbas, presidente de la ANP, ha dejado claro que no habla en nombre de Hamas pues le separan diferencias ideológicas con ellos, pero entiende lo sucedido porque considera que los palestinos tienen derecho a vivir libremente en un Estado propio con su capital en Jerusalén.


Abbas califica a las FDI como fuerzas de ocupación. Critica la matanza de civiles tanto por parte de Israel como de Hamas, instando a éstos últimos a liberar los rehenes que mantienen cautivos. También pide que cese la violencia de los colonos judíos en Cisjordania que califica de terrorismo.


Es habitual en Hamas utilizar hospitales, centros administrativos y escuelas para albergar baterías antiaéreas, lanzaderas de misiles y explosivos pues creen que los israelíes no los bombardearán ya que causarían una masacre de civiles, usados por Hamas como escudos humanos.


Los voceros de Hamas tranquilizan a los civiles diciéndoles que las advertencias israelíes son para meterles miedo ya que no se atraverán a bombardear centros sanitarios ni educativos. Les obligan a quedarse porque si se marchan perderán esos escudos humanos que protegen - involuntariamente - su arsenal, escondido en esos edificios.


Las autoridades israelíes ya han ordenado el bloqueo total de la Franja cortando el suministro eléctrico. Los 2,3 millones de habitantes de Gaza solo tendrán luz si cuentan con generadores propios. Además, el comercio con el exterior también ha quedado cortado con lo que una vez se terminen los alimentos de los que dispongan ahora, no entraran más, salvo que tengan medios para producirlos ellos mismos.


Lo que no tendrán muchos civiles es combustible que llega desde fuera de la Franja en camiones-cisternas o mediante contrabando.


Aunque Israel y Egipto se coordinaran para permitir la salida de civiles del infierno de Gaza, Hamas lo impediría porque perdería escudos humanos. Sin embargo, la organización terrorista lo maquilla diciendo que lo hacen por ellos, para que no se vean condenados a un exilio involuntario.


El Gobierno israelí se equivoca al cortar el suministro eléctrico porque esa medida solo afecta a los civiles y a servicios esenciales como los hospitales, en los que falta instrumental y fármacos. No se dan cuenta de que cortar la electricidad no es una estrategia efectiva porque a los de Hamas no les va a faltar pues seguro que tienen combustible de contrabando para sus generadores. No en cambio, los civiles. Al menos, ya han comunicado que restablecerán el suministro de agua corriente.


Hamas recibe de Irán cien millones de dólares anuales. ¿De veras alguien piensa que no estarán dotados de lo suficiente para sobrevivir durante meses un boicot total? Sin duda, llevan preparándose varias semanas haciendo acopio de todo tipo de enseres, alimentos y armas para esta acción armada contra Israel.


Netanyahu, sin pretenderlo, lo que está haciendo es poner en manos de Hamas el destino de los gazatíes ya que controlan el contrabando que entra en la Franja Palestina a través de los túneles subterrráneos. El boicot israelí refuerza la posición de Hamas ante la población de Gaza puesto que al controlar los terroristas los escasos víveres que llegan y demás recursos, se presentarán como los salvadores, señalando a Israel como el enemigo que les asfixia no permitiendo que tengan siquiera agua potable.


Aunque los gazatíes adultos sepan que Hamas son radicales que gobiernan de forma dictatorial, no les quedará otra que acatar sus órdenes e incluso dar lo más valioso para ellos: sus hijos.


Hamas lava el cerebro de los jóvenes a fuerza de repetirles una y otra vez su doctrina reforzada con las imágenes de soldados israelíes bombardeando o asesinando a sus compatriotas en los enfrentamientos que se producen con militares. Esos jóvenes crecen con odio que llega a ser visceral cuando comprueban que, en efecto, no pueden prosperar de ningún modo porque Israel se lo impide bloqueando la Franja en la que viven. Sus únicas oportunidades pasan por trabajar para Hamas, ya que éstos lo controlan todo en Gaza desde hace años.


Ahora mismo, la situación es desesperante. A cambio de alimentos y combustible, Hamas pedirá algo y probablemente sea la lealtad de los varones (y de mujeres también). Por lo tanto, Israel está empoderando aún más a la organización terrorista al bloquear la Fanja.


En cambio, si el ejército israelí habilitara una zona junto a la frontera en la que acoger a los civiles que se compruebe están desarmados acompañando a menores, para ser atendidos de modo humanitario, conseguirían desarmar a Hamas. La dejarían desprovista de argumentos para justificar su violenta causa pues la población civil se sacudiría su yugo.


Los terroristas se quedarían sin escudos humanos y tendrían que valerse por sí mismos para enfrentarse al ejército de Israel.


Ahora mismo, en Gaza, al no haber Internet, resulta muy complicado saber la suerte que han corrido los familiares que se hallen cerca de las zonas bombardeadas por la fuerza aérea de Israel. Desplazarse a pie conlleva el riesgo de ser alcanzado por las bombas, pero es a lo que se enfrentan a diario los gazatíes si quieren abastecerse de lo básico para salir adelante, incluso agua.


“Médicos Sin Fronteras” ha denunciado el ataque sufrido por un Hospital en Gaza por un ataque aéreo

Más de 500.000 personas se han desplazado a zonas teóricamente más seguras, de los que la mayoría se han dirigido a las escuelas de la UNRWA, la Agencia de la ONU para los refugiados palestinos. Hay 88 centros repartidos por Gaza, pero están saturados con casi 5.700 personas por escuela.


Tengamos en cuenta que la densidad de población de Gaza es de 6.100 habitantes por kilómetro cuadrado. En la capital había más de 1.500 habitantes por km. cuadrado (en algunos distritos superaba los 5.000 por kilómetro cuadrado) aunque ahora se ha marchado casi el 80% de la población a las afueras, por temor a los bombardeos israelíes.


Por lo tanto, la densidad de población en el resto de la Franja se ha incrementado. En los campos de refugiados, el de Nuseirat tiene una densidad de 4.000 personas por cada km. cuadrado. En total, entre todos los campos de refugiados, más de la mitad de la población de Gaza se encuentra en alguno de ellos, pero no están "a salvo" de la dictadura de Hamas porque se ven obligados a recurrir a ellos para conseguir alimentos y combustible de contrabando. Se debe a que las ayudas que llegan desde todas partes del Mundo no pueden distribuirse entre la población por estar los pasos fronterizos cerrados por Israel y Egipto.


La Agencia UNRWA estima que necesitan más de cien millones de dólares para poder dar la ayuda humanitaria que requieren los refugiados ya que sus fondos están próximos a agotarse. Y esa cifra será para cubrir las necesidades de octubre y noviembre tan solo.


La Unión Europea envía 691 millones de euros anuales para proyectos humanitarios, pero ya han anunciado desde la Comisión Europea que estudiarán con lupa esas ayudas para evitar que el dinero caiga en manos de Hamas. Por su parte, de modo unilateral, los Gobiernos de Alemania y Austria han congelado el montante que mandan a Gaza. En el caso de los alemanes, han aclarado que lo que sea directamente para misiones humanitarias seguirá enviándose.


El Gobierno de Gaza en manos de Hamas se hace con todo lo que llega y lo reparte entre la población según su criterio. Se quiere evitar que ese dinero que se dona para ayudar a la población no sea empleado en la adquisición de armamento y explosivos.


En un ataque aéreo han destruido el Banco Nacional Islámico que se cree proporciona fondos a Hamas.


Los palestinos que son detenidos por soldados israelíes y sobreviven a los enfrentamientos son conducidos a lugares habilitados para su interrogatorio para averiguar si cuentan con apoyo desde el exterior.



¿Qué es "Hamas"?

Pancarta de manifestante: free Palestine
Manifestación a favor de Palestina

En los años 70 surgen distintas organizaciones terroristas que decían luchar por la instauración de un Estado palestino independiente. Llevan a cabo atentados por todo el Mundo contra intereses judíos pues consideran su lucha como una yihad global.


Actualmente sobreviven varias organizaciones herederas de aquel terrorismo de los años 70 y 80 de carácter nacionalista con un complemento religioso, siendo una de ellas Hamas. Su nombre es un juego de palabras ya que usa el vocablo árabe “Hamasa” (que significa fervor) convirtiéndolo en el acrónimo de “Movimiento de Resistencia Islámica” (HArakat al-Muqáwama Al-ISlamiya).


Rechazan los asentamientos de colonos judíos en terrenos cedidos para ellos dentro de las Franjas palestinas.


Tampoco les parece bien que las fronteras estén vigiladas por soldados israelíes porque en la práctica supone un bloqueo: nada entra o sale sin ser revisado por los israelíes.


Los israelíes asesinan en 2014 al líder espiritual de Hamas, el jeque Ahmed Yassin, de ideología islamista radical

Los palestinos organizaron un multitudinario funeral puesto que se había convertido en alguien muy venerado por la mayoría de habitantes de Gaza.


La doctrina de Hamas se inspira en el ideario de la cofradía islamista “Hermanos Musulmanes”, originarios de Egipto, pero expandidos como corriente fundamentalista por todo el mundo árabe.


Defienden que no es necesaria una estructura política para dirigir un Estado puesto que la Sharía o ley coránica se basta por sí misma para ello. Por lo tanto, los Gobiernos árabes deben ser islamistas, según sus postulados.


En los años 90 chocaron con el legendario líder palestino Yasser Arafat que se posicionaba desde la política dejando la religión de lado, basándose en ideas socialistas en el marco del panarabismo.


El jeque de Hamas, Ahmed Yassin, no perdonó a Yasser Arafat que reconociera el Estado de Israel cuando para Hamas no debe existir, solo Palestina, marcándose como objetivo expulsar a los judíos de ese territorio.


Al no fiarse de la Policía palestina que formó Arafat, Hamas creó su propia milicia: las Brigadas de Ezzeldin al-Qassam. El nombre es en homenaje al imán sirio Izz ad-Din Muhammad al-Qassam que luchó contra los británicos y los judíos en los años 20 y 30.


Al-Qassam se formó en la Universidad islámica de Al-Azhar, en El Cairo y tras varias vicisitudes acabó liderando una banda terrorista conocida como "La Mano Negra" en Palestina. Sería asesinado en 1935.


La crueldad de las brigadas de Hamas se ha hecho manifiesta en estos días sin que haya nada que justifique la matanza de niños (ni de ningún ser humano). Los atentados terroristas se suceden contra objetivos israelíes desde mediados de los años 90 pero las masacres del 7 de octubre pasarán a la Historia como una de las mayores atrocidades perpetradas por el terrorismo en una sola jornada.


No solo el Estado de Israel, también los Gobiernos de USA, Canadá y la Unión Europea incluyen a la organización en su listado de grupos terroristas. Conlleva el bloqueo de cuentas y fondos en las entidades bancarias junto a la prohibición de colaboración, de cualquier tipo. Además, se les persigue en estos Países eliminando así posibles refugios terroristas.


Ya en el siglo XXI y tras la Segunda Intifada del año 2000, Hamas competirá con el partido heredero de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) de Arafat, conocido como al-Fatah. Las sospechas de corrupción en el seno de la ANP, controlada por al-Fatah, dieron la victoria a Hamas en las elecciones en Gaza de 2006.


Una vez Hamas toma el poder, expulsa a todos los de Al-Fatah de la Franja ya que éstos últimos están a favor de la coexistencia de dos Estados, uno judío y el otro árabe-musulmán, pero los de Gaza dicen que solo debe haber uno: Palestina. No aceptan la existencia de Israel, aunque la han soportado mientras no les ha quedado otra.

Mujer con cara tapada ondea bandera palestina entre humareda

Entre 2018 y 2019 organizaron las conocidas como “Marchas del Retorno” con el objetivo de sensibilizar a la comunidad internacional de la precariedad en la que viven los gazatíes pero no solo no sirvieron de nada sino que pronto se vio la manipulación de Hamas: lanzó a miles de palestinos contra el muro que Israel levantó en la frontera de Gaza.


Un soldado israelí murió en un enfrentamiento con los manifestantes más radicales (no todos eran pacíficos ya que entre ellos había miembros de Hamas) provocando una brutal respuesta israelí que causó más de 200 muertos, entre las distintas manifestaciones que se organizaron a lo largo de más de un año.


Hamas ha recibido un claro apoyo de Irán o Qatar y establecidos vínculos de cooperación mutua con Hezbolá, que también tenía respaldo iraní (y tienen), operando esta última entidad en el Líbano. Si bien nunca han reconocido que se intercambien armamento, sí se reúnen sus respectivos líderes en Irán.


Tanto EEUU como Israel ya han comunicado que no tienen constancia de que la operación actual de Hamas (Tormenta Al-Aqsa) y sus grupos aliados esté siendo apoyada por el régimen iraní. Del mismo modo, Teherán ha negado cualquier vinculación con el ataque palestino si bien reitera su respaldo, llamando a toda la comunidad islámica a que presten también su apoyo.

La ANP pide a Hamas que permita corredores humanitarios pero el grupo terrorista los prohíbe

Los actuales líderes de Hamas no se hallan en Gaza por temor a ser objetivo de Israel sino en Líbano y Qatar (o Turquía, que permite oficinas de Hamas en su territorio). Es desde estos Países desde donde se marcan directrices, lo que no quiere decir que los Gobiernos de dichos Estados apoyen militarmente su causa.


204 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page