top of page

El debate sobre la inmigración irregular

Actualizado: 6 nov 2023

La cuestión de la inmigración irregular se mantiene como asunto de candente actualidad

Inmigrantes y refugiados
La inmigración irregular genera un gran debate internacional

En 2021, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva por la que se restringía la emisión de visados profesionales a medio millón de personas procedentes de otros Países. Hoy en día, Joe Biden acuerda con otros Países frenar la inmigración irregular.


Índice


Los muros fronterizos no son la solución

Muro metálico de color rojo en el desierto
Las vallas son más problema que solución

La razón que esgrimió Trump: la pandemia está provocando una honda crisis económica que afecta a los trabajadores nacionales. Permitir la entrada de cientos de miles de extranjeros para ocupar puestos de trabajo en Estados Unidos resulta, en las circunstancias actuales, perjudicial para los intereses del País.


En 2023, Joe Biden ha llegado a un acuerdo con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, para vigilar de modo más estrecho el paso de Roxham. No se trata de un nombre sacado de "El Señor de los Anillos" sino de una ruta que utilizan decenas de miles de migrantes para llegar a Canadá desde EEUU.


A cambio de cerrar el paso de Roxham, el Gobierno canadiense se compromete a recibir, de manera legal, a 15.000 migrantes que ahora mismo se encuentren en los Estados Unidos de froma irregular, para de ese modo compartir la responsabilidad.


Trump se dirigía a sus conciudadanos a principios de 2019 para reiterar su propósito de edificación de un muro en la frontera con México que impida la llegada de inmigrantes irregulares.


El presidente Trump alegó que si no se construía pronto el muro la crisis humanitaria se recrudecerá, beneficiando solamente a las mafias que trafican con esos inmigrantes.

Dos agentes, uno a pie y otro en quad
Policía fronteriza

Sin embargo, se dan casos penosos en esa frontera como el abandono de un niño de tan solo un año de edad en la parte estadounidense, lo que un vídeo de seguridad captó.


Una patrulla fronteriza recogió al menor y lo trasladó a un centro de refugiados identificándole como de Guatemala.


No parece, por lo tanto, que el muro impida el paso de traficantes de personas si no que continúan dándose situaciones lamentables como la del niño abandonado. ¿Se hizo para despistar a las patrullas y así poder pasar por otro punto de la frontera que quedara desguarnecido?


El muro entre México y Estados Unidos

Según el departamento de Seguridad Nacional, necesitaban en 2020 en torno a 5.700 millones de dólares para terminar el muro con México. Incluía un refuerzo de la frontera con más medios humanos y técnicos.


Dichas medidas servirían, teóricamente, no solo para frenar la incursión ilegal de migrantes sino también para evitar que continúen entrando armas y drogas desde México.


La mayoría demócrata en el Senado permitía entonces una cerca metálica para contribuir a la vigilancia fronteriza ya que consideraban el muro demasiado costoso e innecesario. Es lo que ha ordenado construir el gobernador de Texas, Greg Abbott: una valla de alambre de púas de 1,8 metros de altura y cien kilómetros de largo.


Aún siendo un asunto federal, el gobernador republicano de Texas ordenó a la Guardia Nacional del Estado que levantara la cerca.


Para justificar su intrusión en una cuestión que no es de su competencia, el gobernador alegó se ha visto obligado a realizar el trabajo de las autoridades federales para frenar la entrada de fentanilo procedente de México, que causa decenas de miles de muertes en EEUU.


Todd Robinson, de la oficina de narcóticos y seguridad del Departamento de Estado, animó a poner más medios en la lucha contra el narcotráfico, en especial contra el fentanilo. Lo dijo delante de la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana de México en la Conferencia de drogas sintéticas de EEUU y México, celebrada recientemente.


En todo el Mundo se está replanteando la política sobre inmigración irregular, como está sucediendo en España donde algunas formaciones políticas están a favor de la expulsión de todo aquel que no esté regularizado.


España, principal destino de la migración irregular en Europa

Graffiti de mujer árabe
Graffiti en la ciudad de Vitoria

Las asociaciones de inmigrantes recuerdan que la mayoría de quienes llegan, tanto de forma regular como irregular, están deslomándose en trabajos que casi ningún español desea por ser de extrema dureza, estar muy mal pagados y con jornadas laborales extenuantes. Por lo tanto, no le quitan el trabajo a nadie.


Casi todos los migrantes irregulares, lo único a lo que aspiran es a conseguir dinero que ahorran para enviar a sus familiares con lo que puedan sobrevivir en sus Países de origen donde viven en condiciones infrahumanas.


Para tener cuanto más dinero posible que mandar, optan por vivir ellos también en España y otros Países de Europa en circunstancias penosas: pisos compartidos que pagan entre todos los moradores, con “camas calientes” (colchones que comparten por horas), sobreviviendo con lo justo y soportando insultos racistas o miradas que les juzgan sin conocerles.


Afortunadamente, la mayor parte del pueblo español trata con respeto a los inmigrantes que llegan, porque es consciente de que son solo unos pocos desalmados los que cometen acciones delictivas. Sin embargo, ciertos sectores enaltecidos de forma incoherente meten a todos los inmigrantes en el mismo saco.


Se producen también confusiones con respecto a determinadas religiones o etnias, como la islámica, creyendo que todos los musulmanes son inmigrantes que han llegado de forma ilegal cuando en España residen cientos de miles de musulmanes de nacionalidad española.


Sin embargo, no debemos perder el norte. Tampoco se puede optar por la vía de ciertos sectores de la extrema izquierda que abogan por conceder "papeles para todos".


No pocos de los que entran de forma irregular llegan sin documentación o con pasaportes falsos, por lo que se desconoce su origen, con quiénes se relacionan (si hay criminales o extremistas entre ellos) o si tienen antecedentes penales. Así que se debe destinar más medios a las Fuerzas de Seguridad para que puedan controlar esa inmigración irregular que en España ya es un verdadero problema.


La Operación TIMÓN es un ejemplo de coordinación entre Agencias diferentes (incluida la Dirección General de Instituciones Penitenciarias) y la Audiencia Nacional de España. Dio lugar, después de una investigación de tres años, al desmantelamiento de una red de tráfico de hachís y trata de personas que servía para financiar el yihadismo mediante el uso de barcos.


Los buques mercantes fueron detectados en el Mar de Alborán, frente a las costas españolas. Debidamente inspeccionados y tras intensas pesquisas se comprobó que actuaban como mercenarios para diferentes grupos terroristas introduciendo inmigrantes de manera ilícita en territorio europeo. Con el beneficio obtenido por la trata de personas y el tráfico de armas establecieron bases de apoyo por todo el Mediterráneo.

Según datos del Ministerio del Interior, la entrada de inmigrantes irregulares ha descendido en los dos primeros meses de 2023 un 56,9% con respecto al mismo período del año anterior.


Han sido 3.094 los inmigrantes interceptados por las Fuerzas de Seguridad (habrán entrado muchos más), la gran mayoría de ellos en pateras procedentes del Magreb y más de la mitad detectados en el archipiélago de las Islas Canarias.


Se observa que las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla no frenan el flujo de migrantes puesto que no solo no ha descendido, sino que ha aumentado: 146 entre enero y febrero cuando en el mismo período de 2022 fueron 135. Ya de por sí, este año aumentó con respecto a 2021, como puede verse en la infografía anterior.


Muchos de los subsaharianos que llegan a España proceden de Mali. Es un País desestabilizado donde diferentes grupos yihadistas campan a sus anchas, especialmente en el norte, con una frontera muy permeable utilizada por las mafias de tráfico de personas, pero también por terroristas y contrabandistas.


Las Fuerzas Armadas españolas conocen muy bien la situación en Malí pues mantienen un contingente de 316 efectivos, entre soldados y guardias civiles, con el objetivo de adiestrar al ejército maliense en lucha contraterrorista y vigilancia fronteriza.


Los militares colaboran, además, con el centro católico "Religiosas de María Inmaculada" que ofrece formación profesional a 95 mujeres malienses de entre 14 y 25 años. Una de las hermanas de la congregación, Gloria Cecilia Narváez, fue secuestrada durante años por Al-Qaeda.

En el vídeo, de hace un año, se dice, al final, que un sacerdote y un periodista seguían secuestrados por los terroristas pero ya fueron liberados (hace una semana).


Por lo tanto, se requiere un control más efectivo de los migrantes irregulares procedentes de África Central, una vez llegan a España. Ponerles en libertad si no pueden ser devueltos a su País debiera ser antecedido de un exahustiva investigación sobre su identidad. De este modo, no se corre el riesgo de que pudieran pertenecer a un grupo yihadista.


Recordemos que el grupo terrorista Boko Haram no ha sido derrotado, continuando activo en Nigeria y que otras organizaciones se mueven con soltura por el Sahel. Es más, Boko Haram libra una especie de guerra en el noreste de Nigeria contra el autodenominado "Estado Islámico" (en concreto el ISWAP, siglas en inglés de "Estado Islámico en la Provincia de África Occidental).


Se debe invertir más en mejorar la seguridad en estos Países para solucionar el problema de la inmigración irregular en origen, pero inspeccionando lo que se hace con el dinero que se aporta desde España.


Los regímenes que gobiernan muchas naciones africanas tienen altos niveles de corrupción la mayoría. Y ni que decir tiene que deben reforzarse y ampliarse los recursos con los que cuentan las Fuerzas de Seguridad para combatir el terrorismo en suelo europeo.


Se otorgan subvenciones públicas a colectivos que dicen ayudar a inmigrantes pero no siempre se realizan las debidas inspecciones para comprobar lo que se hace con el dinero que se les entrega.


Sin haber realizado las debidas comprobaciones es un riesgo muy elevado ofrecer ayuda a todo el que la pida que haya entrado de forma irregular o solicite asilo. En un contexto de recrudecimiento del terrorismo internacional, como en el que nos encontramos, no es prudente.


Algunas comunidades de inmigrantes traen del exterior a líderes religiosos, de los que poco se sabe, y se les permite que mantengan sus costumbres sexistas y disgregadoras por lo que puede verse como sus mujeres son tratadas con desprecio y sus hijos crecer en el odio hacia la Sociedad que les ha acogido. En Países democráticos valedores de los derechos humanos, es una situación que no debe permitirse: se les debe exigir que se integren plenamente, con garantías, o de lo contrario negarles las ayudas económicas.


Por ejemplo, todavía miles de personas que residen en Europa, procedentes de Países donde existe la costumbre racial y ancestral de la amputación del clítoris, practican también en el País de acogida tan deleznable tradición en sus hijas al llegar a la pubertad. Es algo que no debe permitirse bajo ningún concepto ejerciendo un control institucional de los padres sobre sus hijos, siéndoles retirados por los servicios sociales si se sospecha que pudieran ser víctimas de tal aberración.


Debiera obligarse a todos los inmigrantes a que escolaricen a sus hijos de inmediato para evitar que algunos pudieran crecer en un entorno de odio racial o integrismo religioso importado por sus progenitores o líderes tribales de sus Países de origen.


Con respecto a las enseñanzas complementarias que reciban en sus respectivas comunidades religiosas, sus responsables deberían permitir igualmente que sus contenidos fueran inspeccionados por los expertos de sus propias religiones que la Administración contrate, no quiénes dictaminen dichas comunidades. De lo contrario, se corre el riesgo de que grupos radicales instruyan o capten adeptos entre los jóvenes inmigrantes.


Ni que decir tiene que el radicalismo religioso ha de ser perseguido en todos los casos, no solo el islámico; existen sectas ultracatólicas sospechosas que deben ser también inspeccionadas.


Inmigración sí pero regulada

Campamento con niños
Muchos inmigrantes irregulares huyen del terror y deben ser protegidos

A España están llegando inmigrantes irregulares por el hecho de que es la única puerta de acceso a Europa que ha quedado abierta, tras el cierre de la griega y la italiana, así como la poca colaboración de otros Países mediterráneos europeos.


Marruecos solo colabora cuando le interesa y menos desde la tragedia en la Valla de Melilla del 24 de junio de 2022, en la que murieron 23 personas al intentar cruzarla, lo que les impidió las Fuerzas de Seguridad marroquíes.


Los Cuerpos de Seguridad españoles contuvieron la avalancha (algunas decenas de personas consiguieron cruzar) pero no tuvieron nada que ver en la trágica masacre.


Si bien el ministro del Interior asegura que ninguna de las muertes se produjo en la zona española de la frontera, algunas ONGs insisten en que sí sucedió e incluso denegación de auxilio. Aparte hubo un polémico documental sobre la tragedia elaborado por la BBC que la cadena británica debió rectificar posteriormente: en la traducción sobre lo que les sucedió a tres personas en el lado español, se dijo primero que estaban sin vida, rectificando después diciendo que estaban inmóviles.


Antes de la pandemia, se devolvía una treintena diaria de inmigrantes irregulares al País vecino, puesto que habían llegado desde el mismo.


Después de la pandemia, no pasa de seis los inmigrantes que son devueltos y solo si son sorprendidos en las fronteras de Ceuta y Melilla intentando cruzarlas. Si es un terrorista, como Yassine Kanjaa, que asesinó al sacristán de Algeciras Diego Valencia Pérez, el Gobierno marroquí se desentiende, aunque sea de Marruecos.


La solución estribaría en mantener entrevistas con ellos/as mientras se encuentren en los centros de internamiento para comprobar su grado de posible integración en la Sociedad de acogida (si están radicalizados de algún modo, principalmente).


Una vez exista cierta seguridad de que no supondrán un peligro para la ciudadanía es cuando se les puede buscar un trabajo subvencionado que les permita traer a sus familias, el cual no debieran poder rechazar pues de lo contrario parecería que están en España por la subvención.


No deben recibir subvenciones sin tom ni son, sino un salario por un empleo, contribuyendo así a la economía nacional.


Si no encuentran un trabajo remunerado lícito en un período de tiempo prudencial se le puede destinar a servicios públicos como contraprestación por las ayudas que reciban de la Administración.


Existen innumerables tareas que podrían realizar y que no hacen siquiera desempleados españoles o europeos.


En el amplio territorio rural español abundan los pueblos que corren riesgo de desaparecer al haberse marchado la juventud. Los inmigrantes que no encuentren trabajo en la ciudad podrían repoblar. De este modo, las subvenciones que reciban estarían más que justificadas.


Deben intensificarse las inspecciones a todas aquellas actividades que contraten a inmigrantes con sueldos indignos y jornadas agotadoras, trabajando en condiciones paupérrimas, porque se convierten en mano de obra semiesclava en Países avanzados donde no debiera permitirse tal situación.


Los patronos empleadores debieran contactar con las asociaciones de inmigrantes para ofrecer sus puestos de trabajo entre sus afiliados o asociados, para que exista un mayor control fiscal tanto hacia los empresarios como hacia los inmigrantes. Evidentemente, esas asociaciones deben ser inspeccionadas con mayor asiduidad para evitar casos de corrupción o que algunas mafias se aprovechen de las ayudas que reciban.


En España hay un problema grave: debido a la saturación de los CIEs (Centros de Internamiento de Extranjeros), o se les pone en libertad o se devuelven a sus países de origen. Y es que el Tribunal Supremo ordenó en 2020 que se permitiera a los solicitantes de asilo que tuvieran libertad de movimiento mientras se solucionaba su requerimiento.


En España, los CETIs (Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes) de las dos ciudades fronterizas españolas con Marruecos, Ceuta y Melilla, llegaron a estár colapsados en 2021, pues tenían para poco más de 500 personas pero lo normal es que albergaran más del doble. ¿Cómo se solucionó?


Los inmigrantes irregulares saben muy bien que si consiguen no ser detenidos en la valla metálica que separa España de Marruecos, pueden dirigirse al CETI que allí estarán a salvo. Tendrán atención médica y comida, además de ropa y mantas sin estar detenidos puesto que se les deja deambular por la ciudad en el momento, como decía, que soliciten asilo. La mayoría acaban siendo trasladados a la Península o simplemente salen por su propio pie con el documento de solicitud de asilo. Es el motivo por el que el CETI de Melilla tenía, en febrero de 2023 solo seis refugiados.


Migración ilegal en el Mundo

En USA no es "irregular" sino migración ilegal

No se puede seguir permitiendo a los Gobiernos argelino y marroquí que chantajeen a la Unión Europea con la inmigración irregular, mirando hacia otro lado cuando no consiguen las ayudas económicas que solicitan.


Cuando los Países africanos, origen de los migrantes, reciben dinero de la UE, no hay inspectores europeos que comprueben si se invierten en los proyectos para el que se hayan librado esas partidas presupuestarias.


No se constatan programas de ayuda social en esos Países que frenen la inmigración irregular; sí, en cambio, un reforzamiento de sus respectivos ejércitos. Podemos imaginar a dónde va el dinero que reciben de Europa.


Ahora bien, no se debe castigar a los migrantes por la mala gestión de los recursos que Europa destina a sus Países, ya que ellos/as no tienen la culpa de que sus Gobiernos sean corruptos. Se marchan buscando (la gran mayoría) una vida mejor encontrándose con que algunos Gobiernos europeos se han insensibilizado con su problemática.


El Consejo de Europa ha pedido al Gobierno italiano que retire o por lo menos revise su decreto sobre migraciones ya que contradice las obligaciones de todo Estado de Derecho en cuanto a búsqueda y rescate de personas en peligro.


El 26 de febrero se detectó una embarcación que había naufragado frente a las costas de Calabria con 79 víctimas mortales, procedentes de Afganistán, Irán y Pakistán, siendo 23 de ellos niños.


Por su parte, desde los Estados donde la política migratoria se ha endurecido, alegan que carecen de recursos. En el mes de marzo de 2023 se cuentan por miles los migrantes llegados a Italia en pateras por lo que el Gobierno italiano considera que antes que criticarles debieran enviarles más apoyo humano y técnico desde la Unión Europea para afrontar el problema.


Bruselas debiera invertir en vigilancia fronteriza y formación especializada

La llegada de inmigrantes irregulares a Italia ha subido un 250% de un año para el otro pero es injusto decir que las Fuerzas de Seguridad miran para otro lado con respecto a las tragedias en el Mediterráneo. La Guardia Costera italiana lleva a cabo decenas de miles de salvamentos al año.


En Francia, el Gobierno ha presentado un proyecto de ley migratoria por el que se acelerarán las expulsiones si se reunen las condiciones para ello (narcotraficantes, terroristas o acusados de agresiones sexuales principalmente). Por otro lado, a quiénes estén dispuestos a trabajar en sectores con escasez de mano de obra y estén cualificados se les expediría un visado a tal efecto.


El Consejo de Derechos Humanos de la ONU constató que no pocas personas de las que intentaban cruzar el mar desde Libia acababan en centros de retención de ese País donde se producían abusos de todo tipo.


En no pocas ocasiones, no es posible identificar a los migrantes porque las mafias que les introducen les han retenido la documentación. Ellos/as lo permiten porque, de lo contrario, no pueden acceder a territorio europeo de otro modo.


Pedir a los migrantes que colaboren con la Policía es complicado por el temor que les tienen a las mafias que les introdujeron en el País de acogida.

Si horrible es el trayecto de los migrantes que desde África Central u Oriente Medio emprenden la pesadilla de intentar llegar a Europa, con todo tipo de riesgos, en América no es más liviana la experiencia.


En el continente americano, sobre todo son haitianos y ecuatorianos los que hacen la peligrosa ruta que les lleva a los Estados Unidos. En el caso de los segundos, suelen hacerlo a través de la Selva del Darién que une Colombia con Panamá. Es un paraíso, patrimonio de la Humanidad, pero para los investigadores del ecosistema y zoologos, no para los migrantes que se ven obligados a atravesar la zona.


Las mordeduras de animales salvajes (o picaduras de insectos), la deshidratación y una alimentación deficiente son los principales enemigos de los migrantes americanos. Debido a su vulnerabilidad, sufren abusos sexuales como constató "Médicos sin Fronteras" entre 2021 y 2022 con cientos de casos documentados.


Las mujeres emprenden la peligrosa ruta con sus hijos, muchos de ellos niños aún. Durante seis o siete meses atraviesan Centroamérica y México hasta los Estados Unidos. Son atacados por bandas armadas que les roban lo poco que llevan cuando no les secuestran para introducirles en redes de trata de mujeres o pederastia.


No es dificil imaginar lo desesperados que deben estar en Ecuador y otros Países afectados por esta lacra como para emprender un viaje tan horrible con la esperanza de hallar una vida mejor en Norteamérica.


Conclusión: más recursos sin bajar la guardia

Hileras de contenedores convertidos en viviendas temporales para refugiados
Algunos campamentos de refugiados están en condiciones infrahumanas

No debiéramos dar crédito a las noticias falsas sobre los inmigrantes irregulares y el daño que causan a España o el resto de sociedades de acogida puesto que es injusto.


La mayoría huyen de un verdadero infierno y merecen ser atendidos y protegidos debidamente.


Son necesarios más traductores para entender su idioma, más expertos en su cultura y religión, más psicólogos, sanitarios y profesionales de la Seguridad debidamente especializados.


En definitiva, la llegada de inmigrantes a España siempre debiera tomarse como algo positivo ya que enriquece nuestra sociedad, haciéndola más diversa y fortalece nuestra economía.


Existe un riesgo terrorista elevado (tanto Al-Qaeda como el ISIS animan a la perpetración de atentados) por lo que deben tomarse más medidas que nunca de prevención, las cuales con la adecuada inversión y redistribución de recursos actuales serían posibles.


Serviría para comprobar que el número de criminales entre los inmigrantes es una ínfima parte en comparación a las personas de bien que solo desean una vida mejor para ellos mismos y sus familias.

180 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page