¿Cuál es el verdadero impacto de la crisis catalana?

Actualizado: 13 de abr de 2018

La situación política en Cataluña ha afectado al resto de España en mayor o menor medida, aunque no tanto como se ha dicho


Cinco meses después del referéndum ilegal del uno de octubre a cargo de las formaciones independentistas en Cataluña, que motivó una dura respuesta del Gobierno español, la impresión general es que la situación política sigue siendo la misma. Con un despliegue inusitado de las Fuerzas de Seguridad del Estado y la aplicación del artículo 155 de la Constitución española para intentar recuperar la estabilidad institucional, incluyendo la encarcelación de algunos líderes separatistas, el Parlamento catalán vuelve a plantearse la vía soberanista. Así que muchos ciudadanos se preguntan si la demostración de fuerza del Partido Popular, en el poder en Madrid, ha servido de algo o en cambio les pasará factura en las próximas elecciones generales. Pero lo que nadie discute es la certeza de que la crisis ha perjudicado a la economía de Cataluña, pero ¿de qué forma?


A pesar de todo, el PIB de la Comunidad Autónoma creció un 3,4% el año pasado, 2017, lo que supone un 0,3% más que el conjunto de España. Si bien se prevé un leve descenso para 2018, según el Banco de España.

Con respecto al desempleo, la cifra de parados ha subido en los últimos meses en casi 18.000 personas superando los 418.000 desempleados y, aun así, Cataluña es la Región de España donde más puestos de trabajo se crean al año. El sector del turismo tiene mucho que ver en ello pues el primer mes de 2018 la industria comienza a recuperarse del varapalo causado por la incertidumbre política que motivó que decenas de miles de turistas cambiaran su previsión de viaje a Cataluña por otros destinos más seguros, el último trimestre de 2017. En cambio, con el nuevo año vuelve a subir el turismo un 2% más de visitantes que el mes anterior.


Por otro lado, no hay una “infección” de la crisis económica catalana al resto de España porque el PIB del Estado sigue subiendo, pero si analizamos cada sector, la situación cambia. El turismo tiene un impacto enorme en la economía nacional, pero se da la circunstancia de que la mitad del volumen de compras de los turistas no oriundos de la Unión Europea se produce en Cataluña. De ahí la preocupación del Gobierno central de que la crisis catalana terminara afectando a la economía española y así ha sido porque el dinero que dejan los turistas en compras de productos de todo tipo ha descendido un 4% en los últimos meses, debido a que bajó igualmente en Cataluña. La verdad es que ha bajado en todo el País, pero en Cataluña el doble que en el resto del Estado.


La Banca catalana, en cambio, no se ha visto excesivamente afectada, incluso ha mejorado sus resultados de forma espectacular: CaixaBank cerró 2017 con un beneficio neto de un 61% más que el año anterior. Pero registraron una bajada de los ahorros de los clientes, los últimos meses del año, en un 0,2%, coincidiendo con la crisis; significa que retiraron dinero de sus cuentas esos meses, trasladándolo a otros Bancos, por si acaso la situación empeoraba.


El informe BBVA Research estima que, si la situación en Cataluña sigue siendo de incertidumbre, se notará su impacto económico de forma más contundente, dando lugar a un posible descenso de la economía catalana del 0,7%.

Otras Comunidades Autónomas españolas que comercian muy activamente con Cataluña se han visto perjudicadas, en especial Valencia, que por su proximidad geográfica es de las que más comercio mantiene con Cataluña. En la Comunidad Valenciana, el PIB descendió el último trimestre de 2017 pero ya se está recuperando, creciendo de nuevo en el primer mes de 2018 en torno al 0,7%.


La otras Comunidades españolas que se verán seriamente afectadas si persiste la inestabilidad política en Cataluña, por sus mayores vínculos comerciales, son La Rioja, las Islas Baleares y Aragón, Regiones en la que la economía desacelerará un 0,5%.


Con respecto a la imagen exterior de España, el Ministerio de Asuntos Exteriores considera que el impacto por la crisis catalana ha sido muy leve, pues sigue viéndose a España como una democracia plena, integradora y plural. El Reputation Institute coloca a España en el puesto 13º de los Países más atractivos del mundo y las exportaciones de productos agrícolas no se han visto afectadas continuando España como el principal exportador del Mundo de frutas y hortalizas de temporada.

© 2008-2020 por RSW

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon