Buscar

Consejos útiles para conducir con nieve

Actualizado: 22 abr

Lo que conviene que llevemos cuando prevemos conducir con intensas lluvias o nevadas

Imagen de Tráfico de la auotvía A-1
Autovía del Norte de España

El norte de la Península Ibérica sufre una de las nevadas más copiosas de los últimos veinte años. En situaciones así, no es extraño que se corten carreteras. Es una medida preventiva que se toma en cualquier País.


Os recomendamos cómo usar correctamente los frenos para evitar accidentes y os aclaramos que son los neumáticos de invierno puesto que nos lo habéis preguntado en vuestras consultas por correo.


Os damos también una serie de consejos sobre lo que necesitáis revisar para que un fuerte temporal de nieve o lluvia no sea una pesadilla.


Cómo usar los frenos correctamente con nieve

A la hora de arrancar el vehículo, hazlo con la segunda marcha, porque resultará suave, evitando que se deslice. Es más, usa la primera lo menos posible.


Si, a pesar de llevar una marcha lenta, el coche patina, al apretar el freno mantener el volante recto, evitando así que el coche se desplace hacia un lado.


Si os patina en una curva, manteniendo la calma, se reduce velocidad en el momento en que pisamos el freno; con el volante recto, al menos en un primer tramo, para enseguida, con el vehículo estabilizado, seguir el trazado natural de la curva.


No desesperéis por la escasa velocidad que llevéis. Los que tenéis vehículos formidables con frenos de competición, no creáis que os libráis de daros una buena "castaña" si no reducís la velocidad. Más aún cuando la nieve ya ha cesado y lo que podemos hallar son placas de hielo. Debemos ir a no más de 20 o 25 kilómetros por hora, porque de lo contrario no tendremos capacidad de reacción si nos patina el coche.


Emplea la regla de los 4 segundos para establecer la distancia idónea con el vehículo que tegas delante: el espacio que recorrerías a una velocidad reducida en cuatro segundos será suficiente para tener un amplio margen de frenado si patinamos.


Con la carretera nevada, cuanto menos se usen los frenos, mejor; y si lo hacemos, que sea porque la velocidad es prudente. El problema añadido es que la poca visibilidad pudiera ocasionar un accidente al chocar con un animal que acuda a la carretera atraido por la sal que se echa para retrasar la congelación de la nieve.


Neumáticos de invierno o cadenas para la nieve

Símbolo M+S, indicando que son para barro y nieve
Nomenclatura neumáticios de invierno

Los neumáticos de invierno son los específicos para carreteras nevadas o donde sea habitual la lluvia.


Los identificas, como se aprecia en la imagen anterior, por las letras M+S (siglas en inglés de Mud + Snow, que significa Barro + NIeve) y el símbolo del frío encerrado en una montaña.


Estos neumáticos están fabricados con un caucho adecuado para las bajas temperaturas, lo cual ayuda a que el frenado sea más eficaz. El dibujo (banda de rodadura) tiene ranuras más grandes para que se agarren mejor al piso, y más profundas para que el ague circule entre ellas de modo que ayudan a prevenir el aquaplaning.


El problema es que si vas a llevar estos neumáticos también por zonas con altas temperaturas (en verano) se estropearán rápidamente. Lo suyo es que, en este caso, los cambies por otros normales, dejando los de invierno solo para cuando regrese el mal tiempo y que no se degraden tan rápido, alargando su vida útil. O instalas unos que sirvan para todas las estaciones del año que también los hay.


Unos buenos neumáticos para todas las estaciones los puedes encontrar por no más de cien euros. De todos modo, un consejo, lleves los neumáticos que lleves, no olvides mantenerlos siempre con la presión indicada en el librito del coche (o en la puerta del conductor también).


No circules por los surcos dejados por otros vehículos; uno de los grandes errores que se cometen porque se cree, erróneamente, que sirven de guía a los neumáticos. El agua se acumula en esas marcas y se hiela con lo que el vehículo te puede patinar.


Si te dicen que tu vehículo, al ser un 4x4, no necesita esos neumáticos, no hagas caso y si la zona en la que te mueves habitualmente es de mal tiempo constante y te es posible, pon neumáticos de invierno o para todas las estaciones (nomenclatura "all seasons" en la goma). Y si no es así, al menos lleva siempre cadenas. No te fíes únicamente de la tracción.


Se recomienda llevar cadenas para la nieve pues no llevarlas con un clima tan adverso es una temeridad. No son caras; una buenas cadenas no tienen por qué costar más de treinta euros.


Las Direcciones General de Tráfico de cualquier País desarrollado emiten comunicados ordenando llevarlas si las circunstancias meteorológicas lo aconsejan, sancionando a quiénes lo inclumplan, por lo que lo más sensato es llevar las cadenas siempre.


Solo se tarda unos minutos en colocarlas pero si nos está cayendo una buena nos parecerá una hora, así que ármate de calma y ponlas incluso si solo es recomendable (y no tienes neumáticos especiales).


Máxima precaución en carreteras nevadas o con lluvia

Dos jóvenes comiendo junto a un vehículo en zona nevada
Mejor ir preparados

Revisa el tiempo que hará antes de meterte en carretera y planifica el viaje (lugares donde pudieras guarecerte si la cosa se complica); llena el depósito de combustible. Una vez lo hagas, te recomendamos lo siguiente:

  • Si tu coche ha dormido a la intemperie y está de nieve hasta arriba, quítala; no hagas que al desprenderse pueda causar que los que van detrás tuyo patinen.

  • Comprueba el depósito de líquido limpiaparabrisas; ha de ser de esos anticongelantes que evitan que la luna se hiele.

  • Tu teléfono móvil ha de estar al 100% de batería y comprueba que los cargadores del vehículo funcionan (lleva uno de mechero, por si acaso).

  • En tu guantera, que no falten gafas de sol.

  • Ten a mano la tarjeta con el número del servicio de asistencia de tu seguro. Si el teléfono te falla o se rompe, tendrás la tarjeta para llamar desde otro teléfono.

  • No aceleres, manten tu ritmo lento mientras las condiciones sean adversas.

  • Enciende las luces de posición si es de día pero está nevando o lloviendo (o pon las automáticas).

  • Enciende las luces antiniebla si la visibilidad es nula a tan solo cien metros de distancia; sí, aunque no haya niebla. Sirve también para la nieve y la lluvia.

  • Prepara un maletín con lo siguiente:

- Comida enlatada y bebida

- Linterna

- Guantes

- Muda y ropa

- Chaleco reflectante

- Kit de primeros auxilios

- Triángulos y prioritario

- Cepillo de calzado


Si te preguntas para qué quieres el cepillo, te vendrá bien para quitar la nieve de la suela, evitando que moje la esterilla. Con la calefacción, se derritirá lo que pudiera hacer que te resbale el pie en la conducción. Limpia el cepillo también, por fuera de la ventanilla.


Te contamos, a continuación, lo que les ocurrió a los usuarios de una autopista española que pensaban que por ser una carretera de pago estaría preparada para nevadas copiosas y ¡ojo! puede pasar en cualquier País.


Infierno blanco en la navidad de 2018