top of page

10 consejos antirrobo para moteros

Actualizado: 7 jul 2023

O por lo menos se lo pondrás difícil a los ladrones que preferirán objetivos más sencillos

Tres personas sobre sus motos respectivas circulando juntas
Protege tu moto y persigue tu sueños

Son nuestras compañeras del asfalto, con las que subimos colinas o nos llevan al trabajo a diario, da igual el tipo de motocicleta: es tu moto.


Pero hay quiénes quieren que tu amiga de dos ruedas sea también suya y no dudará en arrebatártela si ve la oportunidad, para venderla tal cual o por piezas.


Te recomendamos 10 consejos antirrobo para moteros útiles como prevención y alguno más extra al final del post para saber qué hacer si te robaran tu preciada joya.


Índice


Consejo 1 - Cómprala con sistema antirrobo


Los basados en muñequeras ajustables van provistos de dos "conectores" magnéticos que activan el encendido cuando la mano agarra el manillar, desconectándose cuando se separa.


Si robaran la pulsera, no serviría para otra moto ya que su código solo es válido para la que fue fabricada.


Cuando no está junto al manillar el motor se bloquea con lo que quién quiera robarla no podrá arrancarla. ¡Ojo! Los ladrones cuentan con dispositivos para clonar estas herramientas (también llaves magnéticas).


Consejo 2 - Colócale un candado especial

Moto vespa roja
No dejes nunca tu moto sin seguridad

Los de tipo U son los más usuales, enganchados además a una cadena que a su vez amarrarás a cualquier poste fijo.


Los candados de pinza son muy eficaces. Se colocan en los discos de freno delantero. Son muy duros, normalmente de acero inoxidable con lo que cuesta mucho romperlos (ni con sierra ni con un mazo podrán conseguirlo por lo que se la llevan para usar otros métodos en un taller).


Búscalos con cerradura antitaladro (los hay con alarma sonora incorporada).


Lo normal es que lleves cerradura de disco para tu día a día, por su pequeño tamaño y ligereza que pasas por el disco de freno impidiendo que la rueda gire, pero es muy fácil de romper.


Mejor hazte con un sistema articulado que consiste básicamente en un cable muy duro recubierto con casquillos metálicos y sobre los mismos una capa plástica para que no se oxiden, con llave de seguridad.


Si tienes un scooter, no dudes en llevar en tu compartimento debajo del sillín una cadena que puedas llevar desde el manillar hasta un punto de anclaje en el bloque del asiento.


Coloca la cadena doblando el manillar para que no pueda ir recto si consiguieran llevárselo y para ponérselo aún más difícil ponle también un antirrobo de disco.


Hay ciertos problemas con las motos eléctricas por sus peculiares llantas futuristas que no permiten colocar un candado tipo U de los habituales, sobre todo en las posteriores.


Conscientes de este problema, los fabricantes suelen proporcionar al comprador un candado específico, menos ancho, para que puedas pasarlo entre el disco y el interior de la llanta o con candados tubulares para pasarlos por el buje.


Consejo 3 - Anclaje antirrobo en garajes también


Si tienes la moto en un garaje público te la pueden robar también. Asegúrate de que el parking cuenta con cámaras de seguridad y si no las tiene, con más razón has de proteger tu motocicleta.


Vigila que nadie sospechoso entre en el garaje, comunicándolo al presidente de la comunidad

Los delincuentes aprovechan cuando alguien sale o entra en el garaje para hacerlo ellos también, investigan la moto que más les interese y proceden, saliendo cuando de nuevo algún vecino entra o sale del parking.


En los garajes comunitarios son de gran ayuda los anclajes antirrobo que solo tendrás que atornillar en la pared de tu plaza o en el suelo. Cuantos más puntos de anclaje tenga tanto mejor y más aún si cuenta con pedal de agarre de la rueda delantera.


Consulta antes si puedes disponer de ese punto fijo para tu moto porque tal vez las normas de la comunidad no permitan que se hagan agujeros en pared o suelo del garaje.


Consejo 4 - Instala un GPS

Mirando un mapa en el teléfono móvil

No te lo pienses si te fuera posible, en el caso de que no lo tuviera ya incorporado de fábrica.


Que sea no solo de los que indica en qué lugar se encuentra la moto sino también que avise si la mueven del sitio donde hayas dejado tu motocicleta.


Gracias a este sistema, que se está instalando en coches también, tu vehículo pudiera aparecer tras interponer la denuncia.


Consejo 5 - Aparca lo más lejos posible de la calzada


Deja tu moto lo más lejos que sea posible de la vía pública, entendiéndose como que no tenga acceso directo a la misma para que resulte más complicado a los cacos incorporarse y huir. Si les pones algún obstáculo, que puedas quitar fácilmente cuando la cojas, los ladrones se lo pensarán porque les supone perder el tiempo.


El 85% de las motocicletas sustraídas lo hacen por descuido de sus propietarios o porque las vean como objetivos sencillos, sin planificación previa. Pónselo difícil.


Consejo 6 - Ni demasiado limpio ni enseñar mucho

Hombre limpiando una moto
Si la dejas en la calle, que no esté demasiado limpia

Cuando uses tu orgullo de dos ruedas no pasa nada si tiene algo de polvo, de hecho, es preferible porque no entra tanto por los ojos.


Los amigos de lo ajeno buscan lo que brille, no lo que no luzca. Ya le pasarás el trapo en casa pero en la calle no tiene por qué estar impoluta.


Mejor si le pones funda porque el chorizo no podrá verla. El caco observa primero, buscando la moto más golosa y después actúa rápidamente por lo que lo normal es que no pierda el tiempo esperando que no pase nadie para mirar que se esconde bajo la funda.


Es preferible que aparques en algún lugar con gran trasiego de viandantes lo que a los ladrones no les gusta porque hay posibles testigos.


Consejo 7 - No estaciones siempre en el mismo sitio


Con los vehículos pasa como con las casas. Los okupas o los ladrones se fijan, tras estudiar la zona, qué casas estás más tiempo vacías para saber cuándo actuar.


Con un coche o una moto es lo mismo: sabrán cuáles permanecen más horas en el mismo lugar hasta que aparecen su propietarios.


Del mismo modo, si la dejamos aparcada junto a un campo de fútbol o espectáculo indica que seguramente nos hallamos en ese sarao. El ladrón pensará que dispone del tiempo que dure el evento así que dejémosla lejos, aunque tengamos que andar hasta llegar a nuestro destino.


Despista al ladrón para que no sepa donde te encuentras o si vas a aparecer de un momento a otro

Ni que decir tiene que, si observamos algo o a alguien sospechoso, mejor busquemos otro lugar.


Consejo 8 - No lleves la documentación en la moto

Bolso con el pasaporte sobresaliendo
No dejes nada personal o valioso en la moto

Hoy en día ya no necesitas llevar los documentos del vehículo en el mismo.


No dejes tus datos personales (tu dirección o la de tu lugar de trabajo, documentación personal...) a merced del delincuente.


No te van a multar por no llevar la documentación ya que puedes fotografiarla con tu móvil y mostrarla a quién te la requiera si fuese necesario.


No dejes ningún objeto valioso porque el compartimento de una moto se puede abrir con cierta facilidad.


Consejo 9 - Nunca dejes las llaves puestas

Moto con llaves puestas en cerradura de encendido

Sucede más de lo que pensamos, sobre todo en gasolineras donde repostamos.


No pocos moteros se dejan las llevas puestas mientras pagan porque creen que nada pasará en tan breve período de tiempo.


Para el ladrón es la oportunidad que está esperando, pues se la llevará enseguida sin que el conductor apenas pueda reaccionar.


Lleva siempre las llaves contigo, aunque la parada que hagas sea tan solo momentánea y/o tengas la moto a la vista: no te confíes.


Bloquéala y ponle el sistema antirrobo que lleves. Tómate la molestia de hacerlo, aunque solo sea por unos minutos y evitarás el robo.


Consejo 10 - Deja tu marca


Haz marcas en zonas no visibles de la moto y fotografíalas con tu móvil para que si la sustraen puedas demostrar que es tuya.


En mayo de 2023, la Guardia Civil desmanteló una red delictiva que robaba motocicletas para transportarlas por piezas al puerto de Valencia desde donde iban hacia África en contenedores, borrándoles el número de bastidor (si esto último no podían lo maquillaban).


Lo que te aconsejamos que hagas es que dejes muescas reconocibles pero que pudieran pasar por alto los ladrones. Pudiera darse el caso de que si las ven piensen que ya no les son útiles y las abandonen con lo que cabe la posibilidad de recuperarlas. O bien, si son intervenidas por los Cuerpos de Seguridad en alguna operación policial, podrás reclamar tu vehículo.


10 consejos antirrobo para moteros

Recomendaciones finales


Vamos a repasarlas:

  1. Cómprala con sistema antirrobo

  2. Colócale un candado especial

  3. Anclaje antirrobo en garajes

  4. Instala un GPS

  5. Aparca lejos de la calzada

  6. Un poco de polvo para que no parezca nueva o una funda que la cubra

  7. No estaciones siempre en el mismo sitio

  8. No lleves la documentación en el compartimento de la moto

  9. Nunca dejes las llaves puestas (ni por un instante)

  10. Deja marcas en zonas no visibles para demostrar que es tuya (los cacos no podrán venderlas como nuevas)

Las bandas de ladrones de motos suelen estar compuestas por un número de entre cuatro y diez veinteañeros, cada uno con un rol:

  • El que busca el objetivo

  • El que vigila que no aparezca el propietario o la Policía

  • El que lleva la furgoneta donde la subirán o quién se la va a llevar

  • El que tiene el taller donde la despiezarán o borrarán número de bastidor

  • El que tiene el contacto para vender la motocicleta o sus piezas en el mercado negro

  • El que se ocupa de la documentación en blanco para hacerla pasar por legal

Y así podemos seguir, pudiendo ser tanto hombres como mujeres.


En los últimos años se ha incrementado de modo notable el robo de motocicletas (en España en torno al centenar diario). El motivo es que las desguazan vendiendo las piezas por separado ya que de ese modo es más complicado (casi imposible) rastrear la moto robada y ganan más dinero en el mercado negro.

Scooter junto a terraza de bar

Los scooters figuran entre los preferidos de los ladrones porque suelen contar con escasas medidas de seguridad además de que sus piezas se venden fácilmente (con los modelos deportivos pasa lo mismo).


Cuantas más unidades se vendan de un modelo concreto, sea de la clase que sea, más rápido se venderán las piezas de las sustraídas porque hay demanda (con los coches también pasa).


Conviene denunciar lo antes posible el robo, si se produce, ya que de ese modo cabe la posibilidad de que no lleguen a despedazarla por no darles tiempo. Pero lo cierto es que solo se recuperan un 10%.


Contrata la opción de robo con tu seguro para que, si te la quitan, te lleves una indemnización, por poca que sea (siempre será mejor que nada). Aunque si te la roban por descuido tuyo, como que te dejes las llaves puestas, es muy probable que no se hagan cargo.


Por último, como siempre hacemos, un vídeo explicativo de un sitio ajeno al nuestro para que tengáis más perspectivas. En esta ocasión, recurrimos al excelente noticiero 24 Horas, de Perú, en el que puede verse como se llevan una moto del modo que os hemos explicado en el post: el ladrón, que iba acompañado de un compinche, esperan a que pasen menos personas y rompiendo los seguros de la moto se la llevan:


105 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Yorumlar


bottom of page