top of page

Inteligencia Artificial e investigación criminal

Actualizado: 26 jun 2023

Se están desarrollando increibles aplicaciones para la criminalística

Armazón de un robot en movimiento con cara y manos humanas
IA y robótica van de la mano

La jornada “We are Cobots”, celebrada en Barcelona el 22 de junio de 2023, se ha centrado en las aplicaciones de la inteligencia artificial en el sector de la robótica colaborativa.


Los cobots (robots colaborativos) pueden llevar a cabo los trabajos más pesados y peligrosos en las cadenas de montaje e incluso atender pedidos online y organizar el transporte, optimizando la productividad. También pueden emplearse en labores de rescate y salvamento.


Parece que la inteligencia artificial (IA) pudiera hacer de todo, incluso lo que nos resulte increíble. Por ejemplo, podría imitar nuestra voz de modo tan perfecto que sería imposible distinguirla de la real lo que ya ha sido puesto en práctica en delitos de estafa.


Índice


Aplicaciones de la IA en criminalística y seguridad

Imagen de mujer como recuerdo gracias a la IA
La IA podrá conocer nuestros recuerdos

La inteligencia artificial podrá desentrañar las emociones de un criminal que esté siendo interrogado.


Hasta ahora, sacarle algo depende de la astucia y perspicacia del interrogador, siendo una técnica muy compleja que requiere de mucha experiencia para que de resultados positivos. En cambio, con la IA pudiera facilitarse (y mucho) pues no será algo electrónico simplemente, como los polígrafos que, si bien evalúan las alteraciones neurofisiológicas, no tienen ojos con lo que grabar o medir hasta la más mínima expresión, lo que sí puede la IA.


En Estados Unidos es donde más avanzado está el uso de esta tecnología en criminalística y seguridad ciudadana, lo que no está exento de críticas. Sus detractores creen que llevará al abuso de autoridad y menosprecio de los derechos civiles, si no se le pone cota cuanto antes.


Claro que por muy avanzada que sea la inteligencia artificial, el ser humano es capaz de habilidades increíbles, como aprender a despistar a estas máquinas, por muy sofisticadas que sean. Es por lo que los polígrafos no se aceptan como prueba en un juicio en muchos países, y lo mismo pudiera pasar con la IA, salvo que el programa que use no deje lugar a dudas de ningún tipo, lo que puede conseguirse al ritmo al que evoluciona esta tecnología.


Una muestra es lo que investigan en la actualidad en la Universidad de Maryland (EEUU): un sistema capaz de reconstruir los recuerdos de una persona. Para ello, se analizarían las impresiones reflejadas en el ojo humano, pero no en 2D (lo que ya se había conseguido, aunque en tiempo real) sino en 3D.


Los ojos son espejos pues reflejan lo que ven, pero no tenemos capacidad para vislumbrarlo. Sin embargo, la informática sí puede ampliar una fotografía de la cara de una persona. Lo que algunos desarrolladores de IA intentan es recrear lo que reflejan los ojos en ese momento.


Se ha podido ya hacer algo similar, pero con un vídeo y no es nada fácil. Sin embargo, conseguirlo con una simple fotografía permitiría comprobar si el acusado de un crimen se encontraba o no frente a la víctima, demostrando su inocencia o reforzando su culpabilidad.


Lo mismo si es cualquier otro delito e incluso permitiría implicar a otros sospechosos que hubieran negado reunirse con el acusado.


Cualquier imagen de los delincuentes en redes sociales pudiera servir para saber quiénes tenían delante en ese instante. Solo se necesitará que sean de alta resolución y no estén demasiado comprimidas.


Si los investigadores de Maryland lo consiguen, se podrá aplicar la inteligencia artificial a la investigación criminal. Estaríamos ante un avance sin precedentes para las ciencias criminalísticas y una herramienta policial de primer orden, pero el proceso es muy complejo.


El iris del ojo humano es un sistema increíble que no resulta fácil desenredar. Los científicos lo están intentando para diferenciar los reflejos, objetivo de la investigación, pero además hay que tener en cuenta la córnea, según como estuviera cuando se tomara la fotografía.


No dudamos que acabarán dando con la tecla puesto que todo lo relacionado con la inteligencia artificial está avanzando muy rápidamente.


Algunos Cuerpos de Seguridad ya implementan la inteligencia artificial en sus dotaciones, como se está haciendo en Lugo, donde la Policía Local cuenta con un vehículo que lleva una cámara que identifica las placas de matrícula en tiempo real (al estar conectada a la base de datos de la Dirección General de Tráfico). Enseguida sabe los vehículos que pudieran haber sido robados o cuyos propietarios no han pasado la inspección técnica (o no tienen al día su seguro) e incluso si ha vulnerado una orden de precinto.

Es algo que los agentes solo pueden hacer si van vehículo por vehículo (estando parados ya que en movimiento pudieran hacerse lecturas erróneas) comprobando los datos, lo cual les llevaría toda la jornada de trabajo y sin la misma eficiencia, terminando agotados.


En cambio, la IA lo hará sin problemas de ninguna clase.


Con este sistema, los controles de seguridad pudieran dejar de ser exasperantes, como son ahora, con largas colas mientras los agentes comprueban las matrículas por su cuenta consultando el ordenador placa por placa (lo que no es culpa de ellos sino porque no hay otro modo de hacerlo). ¿A quién no le ha desesperado una de esas colas cuando desembarcas en un puerto?


La IA podría identificar enseguida un vehículo que transporta droga o explosivos mientras esté en movimiento, con un escaner. Los agentes, en ese caso, procederían a indicar al señalado por el sistema que se salga de la cola para realizar una inspección visual con los medidas de seguridad pertinentes.


Uso delictivo de la IA

Dos caras digitales mirándose
La IA imita voces a la perfección

Nos preguntamos si la justicia debiera cambiar su perspectiva del delito ahora que entra en escena la IA ya que será más complicado recabar pruebas puesto que los dispositivos de inteligencia artificial pudieran manipularlas, visto lo visto.


Ya se han dado casos de estafas en las que se utilizaban voces idénticas a las de familiares o amistades íntimas de las víctimas para sacarles dinero.


El peligro es muy real. Imaginemos que en situaciones de crisis deban tomarse medidas extremas de forma inminente, no quedando más remedio que dar las órdenes oportunas por teléfono. La IA pudiera suplantar la de los responsables de servicios públicos y causar un desastre.


Evidentemente, deben revisarse los protocolos de seguridad de los organismos públicos, pero también de las entidades privadas y más aquellas que gestionan infraestructuras críticas.


Habrá que implantar un sistema en dos pasos (o incluso en tres) para evitar que sea solo la voz del responsable la que se tenga en cuenta para iniciar un plan de seguridad urgente ante una crisis puntual.


Actualmente hay aplicaciones que en cuestión de segundos pueden clonar no solo voces sino rostros de personas de modo que parezca que una persona determinada ha estado en un lugar o situación que le comprometa cuando en realidad no ha sido así.


Estas imágenes y vídeos “fake” o falsas pueden comprobarse a posteriori con lo que difícilmente cumplirían el propósito de los delincuentes pero, mientras se revisan, el daño a la reputación de la víctima pudiera ser grave.


Evidentemente, la IA es como todo lo demás: según el uso que se le dé, será beneficiosa o perjudicial, incluso lúdica.


Los beneficios de la inteligencia artificial

Mujer con mano robótica trabajando con pc
Las prótesis son más eficaces gracias a la IA

Qué duda cabe de que la robótica ha supuesto para las personas con algún miembro amputado y otras discapacidades a permitirles una mayor movilidad, pero sigue sin ser natural ni tampoco intuitiva, que sería lo ideal. En cambio, la IA ofrece más equilibrio, independencia y seguridad.


Los desarrolladores Shuzhen Luo y Xianlian Zhou, del Instituto Tecnológico de New Jersey junto a Ghaith Androwis, de la Fundación Kessler, están investigando un sistema de inteligencia artificial que mediante un exoesqueleto y un modelo musculoesquelético aprende patrones de marcha naturales.


El objetivo es aplicar los resultados a las prótesis del futuro.


En el terreno lúdico también habrá interesantes aplicaciones. Paul McCartney, con 81 años, no tiene ya muchas ganas de componer nuevos temas y mucho menos de los Beatles, de cuyos cuatro componentes solo viven dos: él mismo y Ringo Starr, un año mayor. No hay problema, introducen los datos sobre las voces y estilos de cada miembro de la mítica banda de Liverpool en una aplicación de IA y ¡eureka!, una nueva canción del grupo. McCartney ha comunicado a los medios que está trabajando en ello.


La IA lleva entre nosotros mucho tiempo, sin darnos cuenta, e irá a más

Joven con gafas de realidad virtual
La realidad virtual es un tipo de IA

Por ejemplo, cuando el navegador del coche escoge la mejor ruta para llegar a nuestro destino estamos usando la inteligencia artificial, que nos recomienda qué vías mejor no coger al estar en obras, con mal tiempo, atascos por un accidente o colapsadas por abundante tráfico.


Otro ejemplo es cuando le preguntamos a la plataforma en la que hayamos comprado un producto por dónde va el envío y cuánto le queda para llegar a nuestras manos.


Los invernaderos más sofisticados están dotados de IA que monitoriza la temperatura y humedad ideales para las verduras y hortalizas.


Y qué me decís de las impresoras 3D que hacen casi todo lo que nos propongamos recomendándonos la app asociada el material más idóneo que deberemos emplear. O la realidad virtual que recrea cualquier escenario haciéndonos creer que nos hallamos en ese lugar.


Por lo tanto y concluyendo, la inteligencia artificial llega para quedarse y promete un futuro (ya presente en parte) que nos hará la vida más fácil. Sin embargo, según en manos de quién, el efecto puede ser todo lo contrario.


Compartimos el siguiente vídeo del canal "Derivando" (ajeno a SAFE WORLD, pero que os recomendamos) para que sepáis más sobre este controvertido tema:


86 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comentários


bottom of page