Buscar

¿Qué es la variante delta?

Actualizado: 22 jul 2021

Una mutación nueva del coronavirus provoca incertidumbre científica a la espera de su evolución

Mujer con mascarilla
Tal vez debiera esperarse a eliminar las mascarillas en exteriores

El coronavirus que causa la COVID 19 tiene diversas mutaciones, siendo conocida una de ellas como “variante Delta”, la cual se está imponiendo al resto en prácticamente todo el Mundo.


Aunque se la conoce también como variante india, en realidad ya fue secuenciada en Europa en marzo solo que como una más de las mutaciones existentes entonces. Ha sido en India donde se la ha dado a conocer, alarmando a la comunidad científica por su mayor capacidad de contagio.


El ECDC (siglas en inglés del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades) ya ha previsto que, de seguir al ritmo que lleva, en cuestión de tan solo cinco semanas dos terceras partes de las nuevas infecciones que se produzcan a partir de ese momento se deberán a la variante delta. Tres semanas después, el 90% ya será por dicha mutación.


En Gran Bretaña se dispararon los contagios debido a la mutación nueva pero la vacunación ha impedido que los hospitales se llenen, reduciendo el número de fallecidos.


Sin embargo, las alarmas se han activado de nuevo tomándose medidas como la adoptada por Israel que aplaza la entrada de turistas vacunados hasta el uno de agosto, dependiendo de la evolución de la enfermedad.


El ECDC advierte que incluso quiénes han recibido una dosis de cualquier vacuna pueden contraer la enfermedad debido a la alta transmisibilidad de la nueva mutación (un 50% más). Deben, por lo tanto, extremar las precauciones al no haberse completado su pauta e ir con cuidado al relacionarse con personas que no hayan sido vacunadas y que pudieran estar contagiadas.


Las nuevas variantes son más contagiosas pero están provocando menos muertes (de momento)

De la "subvariante" Delta Plus se han detectado casos en India, Nepal, China, Rusia, Polonia, Suiza, EE. UU, Portugal y Gran Bretaña. En estos dos últimos Países ya es la dominante entre las diferentes variantes, aumentando ligeramente el número de muertes.


En nuestro País vecino, Portugal, la incidencia ha pasado de 66 casos positivos por cada 100.000 habitantes a 88 casos en tan solo dos semanas.


En Lisboa y el Valle del Tajo se produjo un nuevo confinamiento durante el pasado fin de semana debido al temor suscitado por la nueva mutación.


La OMS (Organización Mundial de la Salud) alerta sobre la relajación de las medidas para frenar el avance de la pandemia cuando se prevé que la variante delta pase a ser la dominante en cuestión de semanas.


Gran Bretaña se ha tomado en serio la advertencia retrasando un mes la apertura del País a los turistas al detectar un aumento de casos - solo el 58% de los ciudadanos cuentan con la pauta completa de la vacuna -.


Al parecer, con solo una dosis, la variante india se abre paso en muchos casos pero son aún escasos los críticos (habrá que ver su evolución).


Según el ministerio de salud pública de Gran Bretaña, la efectividad media de las vacunas contra la variante delta es de tan solo un 33% si solo se ha administrado una dosis, mientras que con las dos dosis aumenta al 81%.


En España, en el momento en que se redacta este post, tan solo un cuatro por ciento de los casos positivos corresponden a la variante delta si bien hace tan solo una semana era del uno por ciento.


El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España ha comunicado que la variante se detectó en el País hace cinco semanas. Por lo tanto, ciertamente se observa un avance rápido si bien continúa siendo predominante la mutación británica en España (también llamada variante alfa).


Con un 30% de los españoles con la pauta completa de la vacunación, aún deben extremarse las precauciones, en especial no olvidar que el 26 de junio no es que se permita quitarse las mascarillas, sin más; solo será en exteriores y en situaciones en las que haya suficiente distancia social (al menos metro y medio).


Variantes actuales del coronavirus:

  • Alfa (británica)

  • Beta (sudafricana)

  • Delta (india)

  • Gamma (brasileña)

  • Lota (Estados Unidos)

La gamma es la que más preocupa ya que si bien no es tan transmisible sí parece que sus efectos son más graves, costándole a los anticuerpos más trabajo neutralizarla.


Los estudios de laboratorio demuestran que tanto la vacuna de AstraZeneca como Pfizer reaccionan bien contra la variante delta; no hay estudios aún de la efectividad de Janssen y Moderna para con esta mutación.


En Estados Unidos, los CDC o Centros de control de enfermedades consideran que si no está vacunado el 86% de los estadounidenses para dentro de cinco meses se podría producir un repunte importante de fallecimientos. Sin embargo, la vacunación se ha ralentizado. Preocupa la reticencia de muchos estadounidenses (un 20% de la población) a vacunarse, sobre todo en zonas rurales.


Los jóvenes no deben confiarse puesto que la mutación delta pareciera que les afectase más que las anteriores registrándose en Portugal numerosas hospitalizaciones.


El inmunólogo Anthony Fauci, jefe del equipo de asesores médicos del Gabinete Biden, advierte que la variante delta es la principal amenaza actual en la lucha contra el coronavirus.

46 visualizaciones