Buscar

Pandemia: ¿mejorará durante el verano?

Ningún Gobierno se atreve a garantizar la campaña vacacional del Verano con la situación actual pero hay esperanza

Urbanización con piscina

Las medidas que se contemplan en las vacaciones


En España, desde donde elaboramos este post, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, que ha dejado la gestión de la crisis sanitaria y social derivada de la pandemia en manos de los Gobiernos regionales, ha recomendado a los mismos que adelanten el toque de queda a las ocho de la tarde. La medida, en cambio, no ha sido aceptada por las Comunidades Autónomas españolas, las cuales mantienen los toques de queda en las horas que ya tenían fijadas, las diez o las once de la noche (hasta las seis de la mañana) según territorios.


En la capital de la Unión Europea, Bruselas, le han preguntado al presidente del Gobierno español acerca de las restricciones en España, respondiendo Pedro Sánchez que son coherentes con la situación, siguiendo además las recomendaciones de la propia Comisión Europea. Pero resulta complicado entender, para la mayoría de los ciudadanos españoles, por qué se permite a los turistas de los Países europeos donde les permitan viajar venir a España y en cambio a los españoles se nos encierra en nuestras respectivas Provincias (sucede también en otros Países).


En concreto, la entrada en Madrid a través del aeropuerto de Barajas está resultando muy crítica puesto que la Policía Local se ha visto obligada a intervenir en varias ocasiones ante grupos multitudinarios de ciudadanos de otros Estados europeos que decían venir de fiesta a España. La presidenta de la Comunidad de Madrid ha pedido que se controle más la afluencia de personas a través de ese aeropuerto, lo que no es competencia suya sino del Gobierno central.


Cierto que a quiénes vengan durante Semana Santa del exterior del País se les exigirá una PCR negativa tres días antes del viaje pero surgen preguntas: ¿Quién garantiza que en ese período no se han contagiado? La Sociedad Española de Epidemiología aconseja, además de la PCR negativa, una cuarentena de, al menos, diez días.


España solo obliga a la cuarentena en el caso de los viajeros procedentes de Países donde esté también instaurada, como Gran Bretaña, para que haya reciprocidad.


Algunas formaciones políticas (como el Partido Nacionalista Vasco) denuncian que no se están pidiendo esas pruebas en los aeropuertos por lo que en realidad apenas hay control sobre los extranjeros que llegan a España. Pero no es del todo así ya que las pruebas que se realizan los viajeros son remitidas por correo electrónico a las direcciones que las Comunidades Autónomas establezcan para su registro. Se supone que las compañías aéreas no dejan embarcarse a nadie que no aporte el justificante que acredite haberse realizado la prueba con resultados negativos de coronavirus.


España no deja que entre nadie procedente de Sudáfrica en su territorio, pues en ese País ha surgido una de las mutaciones más peligrosas de cuantas hay actualmente del coronavirus causante de la COVID-19.


Tampoco viene nadie de Brasil, de donde es otra de esas mutaciones de alto riesgo. En este último País, con más de doce millones de contagiados, el presidente negó la pandemia hasta hace apenas un mes, reaccionando por fin aunque muchos analistas consideran que tarde.


La variante originada en Gran Bretaña, más letal según las últimas evidencias científicas, se está expandiendo rápidamente, también por España. En algunas Comunidades Autónomas españolas, como Cantabria, la variante británica supone el 96% de todos los casos de contagio detectados últimamente, según la Dirección General de Salud pública de esa región española.


Continúan detectándose miles de casos diarios en España y seguramente habrá muchos que no se detectan. En el Mundo, que se sepa, más de 123 millones de personas se han contagiado del coronavirus que provoca la enfermedad, sea la variante que sea, de las cuales 2,7 millones han fallecido.


En España, los bares podrán tener sus terrazas abiertas durante Semana santa, con mesas en las que se podrán sentar entre cuatro y seis personas, según sea la incidencia acumulada de casos. Además, podrán celebrarse eventos religiosos estáticos; no procesiones, pero sí visitas a las figuras e imágenes que suelen salir en procesión todos los años siempre y cuando no se supere el tercio del aforo del templo. Lo que no se permitirá es besar a las figuras, lo que tradicionalmente se hacía en señal de devoción.



El turismo se resiente

Multitud de personas en San Fermín
¿Habrá este año San Fermín?

El turismo en España supone el 12% de la riqueza nacional (PIB). De los 83 millones de viajeros que en 2019 visitaron España, en 2020 apenas se superaron los 18 millones. Un varapalo muy duro que ha dejado sin trabajo a cientos de miles de personas.


Mientras dure la pandemia, olvidémonos de las espectaculares cifras de turistas llegados a España en años anteriores: los 16,4 millones de turistas procedentes de Gran Bretaña que visitaron el País durante 2019 se redujeron en 2020 a poco más de tres millones. Y en 2021, a este ritmo, ni eso siquiera. De momento, el Gobierno británico multará a quiénes viajen fuera de sus fronteras con 5.000 libras si no hay una razón justificada, por temor a una nueva oleada, ahora que parece que las cosas se están más menos normalizando por allá.

Los turistas británicos, junto con los franceses y alemanes, suponían la mitad de los visitantes durante las vacaciones de Semana Santa y Verano en España. Tampoco vendrán ya los 3,3 millones de estadounidenses que nos visitaban, mientras continúe la trágica situación en su País, donde se han registrado, hasta el momento, casi treinta millones de contagiados y más de 543.000 muertes. Lo mismo con la mayor parte del resto del turismo internacional, como el procedente de Rusia, donde están muriendo cientos de personas a diario (más de un millón de rusos visitaba España antes de la pandemia).


Una industria que en España dejaba más de 93.000 millones de euros anuales (el segundo País del Mundo en el que más divisas dejaban los turistas), se ha venido abajo y no hay visos de que se recupere en poco tiempo.



¿Para cuándo la vacunación de toda la población?

Persona realizando pruebas de laboratorio
Continúa la investigación con las vacunas

La vacunación no está siendo tan rápida como se planificó en su momento. La última vacuna en incorporarse a las varias que ya se aplican es la de la compañía farmacéutica Janssen, de la multinacional Johnson & Johnson, pero no lo hará hasta una fecha indeterminada de abril, al menos en la Unión Europea.


Cientos de miles de dosis de la vacuna de la compañía AstraZeneca se quedaron en las neveras cuando se difundió la noticia de supuestas reacciones adversas. La EMA (European Medicines Agency) considera que no está demostrada la relación de los casos de trombosis con la vacuna por lo que ha permitido que se retome la campaña con este medicamento.


Tal es la desconfianza de algunos Países en la estrategia europea de vacunación que han planificado sus propias políticas al respecto, desoyendo las indicaciones de la Comisión de la Unión Europea. Es lo que ha hecho Hungría, por ejemplo, cuyo Gobierno tiene claro que, si no funciona la planificación de inmunización de los ciudadanos europeos, tal y como se previó, los ciudadanos húngaros no tienen por qué seguir la misma suerte. Es por lo que no solo administra las vacunas aprobadas por la EMA sino también dos