top of page

Las TICs y el terrorismo: propaganda de al-Qaeda

Actualizado: 10 may

Los grupos terroristas manejan las redes sociales para propagar sus proclamas y exhibir sus atentados.

Ilustración: hombre encapuchado, portando un lápiz, rodea por el cuello a un joven

Índice de contenidos



Introducción a la actual sociedad de la información

Interior de un pc (cableado)
Internet es cada año más veloz

El concepto de "sociedad de la información" no mantiene una definición universalmente aceptada.


En la década de los setenta dio comienzo un profundo proceso de transformación social, ubicado principalmente en los medios de generación de riqueza.


La centralidad de la producción industrial en la vida económica, laboral y social fue perdiendo progresivamente importancia, a favor de aquellas actividades económicas asociadas a la generación, almacenamiento y procesamiento de información. Esta mayor producción de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) generaron a su vez un profundo efecto transformador en las propias estructuras sociales (Díaz Nosty, B.).


Aunque no resulta fácil delimitar con exactitud, ni el momento exacto de su aparición, ni graduar la importancia de cada uno de los elementos de este conjunto de adelantos técnicos, hacemos referencia a un conjunto de tecnologías que han permitido la transmisión masiva de la información y la conectividad de la práctica totalidad de la población del planeta.


Centraremos nuestra atención en aquellas herramientas que han potenciado hasta lo inexpresable formas pasadas de comunicación, y han facilitado la aparición de otras nuevas totalmente novedosas.


Las llamadas nuevas tecnologías de la información han influido en el cambio social a través de tres vías:

  1. Reduciendo el tiempo de transmisión con cantidades masivas de información en fracciones de segundo.

  2. Minimizando el coste económico de la comunicación hasta hacerlo extensiva a una amplia mayoría de población.

  3. Incrementando el ámbito y complejidad de las mismas.

Las emisiones de televisión, internet, telefonía móvil…; han sido el detonante de un conjunto de transformaciones en la economía, las relaciones sociales, la cultura, la política, etc., que nos llevan a hablar de un nuevo modelo de sociedad, caracterizado por su vertiginoso ritmo de transformación.


Se ha dado una mayor consistencia al concepto de “aldea global” de Marshall McLuhan en la cual comprobamos la idea de que las tradicionales barreras geográficas y fronteras territoriales han sido devaluadas.


Es posible que el individuo considere la pertenencia a una comunidad global a través de las infinitas posibilidades de interconexión que le ofrecen los recursos tecnológicos.


Continuando con los cambios producidos debemos destacar el ámbito de la política y relaciones de poder; esto se debe a que estas tecnologías, por ejemplo la televisión e internet, hacen llegar a los ciudadanos nuevos estilos de vida y productos. A mayor elección, mayor discriminación en la elección y, por lo tanto, mayor diferenciación entre las elecciones de los miembros de una comunidad.


A su vez, la velocidad de transmisión de información implica que los gobiernos tendrán cada vez un menor control sobre sus estrategias, en la medida en que se verán obligados a reaccionar con mayor celeridad a las demandas de unos ciudadanos capaces de tener un conocimiento casi inmediato de determinados acontecimientos.


El impacto de estos instrumentos a la hora de transformar al individuo y la vida en sociedad, no ha pasado desapercibido para ningún investigador social. Como para Manuel Castells, quien esta etapa la denomina como una “cultura de la virtualidad real”.


Se refiere a que se encuentra construida mediante procesos virtuales de comunicación de base electrónica, pero es real porque constituye nuestra realidad fundamental, la base material con la que hacemos nuestro trabajo.


Nos relacionamos con los demás, obtenemos información, formamos nuestra opinión, actuamos en política…. Transformando de esta forma lo virtual en realidad.


Ante esto, tener la capacidad de acceder a este espacio virtual e imponer tu propia visión implica poseer la capacidad de moldear la “realidad” del resto de miembros de una sociedad.


Los grupos terroristas utilizan el impacto que sus acciones tienen en los medios de comunicación para lanzar mensajes propagandísticos.


Al-Qaeda y el uso de las TICs con fines terroristas

Letrero luminoso con la palabra Internet

El mensaje terrorista llega a la opinión pública con toda impunidad. Esto es utilizado para difundir las ideas, justificar las acciones y captar nuevos adeptos. Los medios más eficaces para la distribución de propaganda terrorista son internet y la televisión.


La organización yihadista creada por Osama Ben Laden fue consciente, desde un principio, del poder de las nuevas tecnologías. Serían los primeros en hacer uso de ellas para difundir sus mensajes, con fines propagandísticos.


Cuando el discurso es legítimo se hace desde los minaretes de las mezquitas; cuando la soflama va unida a las acciones terroristas, se emplean los medios de difusión de masas para que el mensaje llegue a cuanta más gente, mejor (Sánchez Rodríguez, G.; 2010).


La estrategia comunicativa de Al-Qaeda es bastante compleja. Realizados análisis de los videos de dicha organización terrorista, debemos destacar la amplia diversidad de temas abordados en los mismos: celebración de elecciones, aprobación de leyes, manifestaciones callejeras, operaciones militares, acuerdos políticos, exclusivas periodísticas, etc.


Las redes yihadistas toman cualquier asunto de interés y lo reelaboran desde sus principios ideológicos

Los asuntos que más atención reciben son los relacionados con el mundo musulmán; aunque el discurso ideológico abarca un amplio abanico, es posible determinar prioridades.


Por ejemplo: el llamamiento a la derrota de occidente, la denuncia de una conspiración contra el islam y la victimización del mundo musulmán; los cuales constituyen el eje principal de sus alegatos doctrinales.

Otro objetivo de estos vídeos es la difusión de amenazas explícitas sobre nuevos atentados.


Tal como añade Torres Soriano, M., en su excelente tesis doctoral que recomiendo a quiénes quieran saber más sobre el tema, La dimensión propagandística del terrorismo yihadista global: "La estrategia de comunicación [de al-Qaeda] pretende reforzar la idea de que el grupo participa directamente la lucha contra el enemigo". Por lo que sus comunicados están repletos de amenazas contra Occidente.

641 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Commentaires


bottom of page