top of page

The Firm: el peligro de jugar a dos bandas

La película que recomendamos en esta ocasión es "La tapadera", como fue traducida en España: una trama de abogados con mucho suspense y giros inesperados.

Cartel de la película The Firm
Cruise fue alabado por la crítica

Mitch McDeere (Tom Cruise) es un abogado de apenas treinta años que es contratado por un bufete cuya oferta resulta muy atractiva como para rechazarla: un salario fantástico, casa, vehículo y regalos increíbles para hacerle la vida más fácil tanto a él como a su pareja. Sin embargo, pronto se da cuenta de que tras ese sueño de cualquier profesional hay un alto precio que pagar.


Cuando dos socios de la firma son asesinados, McDeere sospecha que la empresa que le ha fichado esconde algo que no le han dicho.


Al mismo tiempo, un agente del FBI contacta con el abogado para que colabore con ellos en la investigación del bufete pues creen no es tan legal como aparenta. Le piden que permanezca como infiltrado o perderá su licencia en el momento en que se desmantele la tapadera.


Sometido a una fuerte presión, McDeer decide poner en marcha su propio plan para evadirse de unos y otros.


Islas Caimán ¿paraíso fiscal?


Se trata de un drama de abogados repleto de suspense que refleja cómo algunas personas deciden mirar hacia otro lado a cambio de poder y fortuna o bien colaborar de lleno para mantener ese alto nivel de vida.


El desenlace os sorprenderá; como suele decirse, puede que os guste o no, pero no os dejará indiferentes.


Un detalle surrealista puede verse en el apartado de los créditos finales, ya sabéis, cuando termina la película.


Entre los agradecimientos a quiénes han colaborado en la realización del filme figura el Gobierno de las Islas Caimán. Aseguraban que dicho País no fomentaba el blanqueo de dinero, sin embargo se utiliza en la película como paraíso fiscal.


El motivo de que fueran esas islas y no otras las que sirvieron como exteriores para la película no fue casualidad; el autor de la novela sabía muy bien lo que se pensaba entonces de las Caimán: que actuaba como paraíso fiscal, algo que sigue sospechándose hoy en día, por mucho que haya sido excluida recientemente del listado de lugares donde se blanquea dinero.


La trama principal de fondo es el lavado de capitales (no diremos para quiénes y así no revelaros más de la cuenta, por si queréis verla). Resulta desquiciante que dejen claro en la película que en las Islas Caimán existiera una rígida normativa que impedía el blanqueo de dinero, lo que entonces, cuando se rodó The Firm, era una pantomima.


No se trataba solamente de buscar exteriores impresionantes como los del archipiélago caribeño sino que por entonces ya era uno de los más conocidos lugares donde esconder una gran cantidad de dinero, sin preguntar por su procedencia y con una ínfima carga fiscal.


Fue en 2020 cuando el Consejo de la Unión Europea sacó a las Islas Caimán de su lista negra de paraísos fiscales, al considerar que con sus recientes reformas fiscales mejoraban su transparencia, proporcionando amplia información tributaria a cuantos organismos internacionales la solicitaran. Una decisión con la que no todas las entidades evaluadoras o analistas están de acuerdo puesto que dicho archipiélago sigue ofreciendo su atractivo “impuesto cero” para empresas y grandes fortunas eludiendo sus obligaciones fiscales en los Países en los que llevan a cabo su actividad.


La película dura dos horas y media, pero gracias a la excelente interpretación de sus actores, sobre todo los de reparto, además de que la trama laberíntica te mantiene en tensión, se logra llegar al final sin aburrirte demasiado. Gene Hackman y Ed Harris realizan un magnífico trabajo, amén de la formidable actuación de Cruise. Sin duda, supieron guardarle el respeto debido al autor de la novela en la que se inspira la película, John Grisham, no alterando demasiado el texto original; normal, teniendo en cuenta que el director fue Sidney Pollack.

42 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page