La música del terror: las bandas sonoras del ISIS

Actualizado: 26 de dic de 2019

Las redes sociales se han ido convirtiendo en un medio muy importante para la captación de miembros y seguidores del yihad.


Esto es debido a que a diferencia de los foros cerrados, las redes sociales permiten que los jóvenes sean objetivo de su reclutamiento. Este caso es especialmente dado en ciertas comunidades online de gran importancia en Occidente como Facebook, Twitter, Instagram o Second Life, así como sus equivalentes árabes; todas ellas están siendo utilizadas cada vez más por los grupos terroristas y sus simpatizantes asiduos a grabar vídeos de todo tipo, en especial propagandísticos.


La red social de Facebook permite a los reclutadores yihadistas buscar y dirigirse de forma individual y privatizada a un determinado grupo de personas o a sujetos individuales. A través de esta red social los reclutadores yihadistas buscan a sujetos que defienden en ocasiones posiciones anti-occidentales y antisemitas, convirtiéndose, por tanto, en potenciales candidatos que podrían ser receptivos a la ideología yihadista.


Twitter, ideado como una plataforma de comunicación y distribución de mensajes que no pueden superar los 140 caracteres, permite a los yihadistas y a sus simpatizantes distribuir en tiempo real y por todo el mundo las últimas noticias sobre el yihad global, así como intercambiar de forma abierta fotografías, vídeos o enlaces de interés, todo esto desde diferentes aparatos electrónicos con una gran facilidad. Así, por ejemplo, el propio EI destaca por ser un asiduo usuario de las redes sociales y, en especial, por recurrir al uso de Twitter para la transmisión de sus mensajes. El uso de esta red ha alcanzado tanta popularidad que todavía en 2017 se registraban miles de cuentas pertenecientes a miembros del EI y en 2018 continúan usando regularmente este medio: lo último que ha trascendido ha sido los vídeos e imágenes de hombres y mujeres alauíes y drusos secuestrados en Siria por el ISIS raptados mientras se retiraban por el avance del ejército sirio, siendo ejecutados posteriormente, lo que siguen grabando y colgando en Twitter.


Un informe de la NATO Strategic Communications Centre of Excellence en 2016, consideraba entonces que podían existir hasta 338.00 cuentas con 67 millones de seguidores, que un año antes habían generado entre 5.000 y 30.000 tuits diarios. En 2018, la empresa Twitter asegura haber cancelado 125.000 cuentas solo en julio pasado, una muestra de que el problema persiste.


Estas cuentas que difunden dichos tuits, algunas con más de 14 millones de seguidores, son a menudo borradas o suspendidas, según indica el informe de la OTAN que mencionaba anteriormente, el cual estimaba que el 49 % de las principales cuentas tenían un plazo de vida de tres semanas.[1]


Lo cierto es que tanto Facebook como Twitter se afanan en eliminar las cuentas de contenido yihadista y por ello se han convertido en objetivo de los crackers islamistas, los piratas informáticos del ISIS principalmente, en especial el denominado UCC (United Cyber Caliphate), en el marco de su campaña #OpTheWorld en represalia por la acción contraterrorista de las dos redes sociales. Los ciberyihadistas del ISIS han difundido un vídeo por diferentes canales en el que puede verse imágenes de Mark Zuckerberg y Jack Dorsey quemados y tiroteados. Los Países más afectados por los ataques cibernéticos procedentes del entorno yihadista son del Este de Asia, por lo que es muy probable que el servidor que utilizan se encuentre en esa Región del Mundo.


Podemos considerar que el uso de esta red resulta muy efectivo para lograr una máxima difusión de los mensajes yihadistas, de ahí que se hayan molestado tanto por el contraataque de las redes sociales para evitar ser medios de difusión de su ideario; y es que, aproximadamente, las comunicaciones de los grupos yihadistas en redes sociales ya eran muy superiores a los demás medios usados para hacer llegar su doctrina y notificados. Solo Twitter suponía el 80% de su labor comunicativa.

En referencia a la temática de estos mensajes de difusión, la más utilizada son los mensajes que transmiten crueldad, por ejemplo, bajo los hashtag #decapitación y #beheading, que en Twitter suponían miles de vídeos hasta 2017, justo antes de la reacción contundente de Twitter para eliminar ese dantesco contenido. Al respecto se pueden mencionar casos tristemente célebres como la decapitación del periodista James Foley o el video «Healing of the Believers’ Chests», en el que el piloto jordano Muaz al-Kasasbeh fue quemado vivo. En ambas ocasiones, el EI recurrió a Twitter para difundir la información, así como para publicar un video con los hechos.


LA MÚSICA DEL ISIS

Los vídeos yihadistas suelen ir acompañados de bandas sonoras

Las denominadas «anasheed» (plural), cantos religiosos a capella, se establecen como un estilo de música propio del movimiento yihadista: "Aunque el nasheed ha sido utilizado por otros grupos yihadistas anteriormente, el aparato propagandístico del ISIS ha hecho de esta música una seña de identidad" Marshall, 2015.


La finalidad de estas canciones no es sólo la realización de propaganda, sino que también se utilizan como un lazo de unión entre la escena yihadista global, siendo instrumentos tremendamente útiles en la creación de una narrativa común y en la construcción y consolidación de una mentalidad colectiva (Cano, 2016). Las letras de dichas canciones incitan a la lucha y al martirio, a recuperar la libertad y la dignidad perdida y ensalzan el heroísmo de los combatientes (Behnam, 2012). Un ejemplo de estas letras es:

"Oh soldados de la verdad, vamos. Repetid la melodía de la resistencia. Una luz ha iluminado Sham, así que reunid a todos los soldados. El Isis se ha establecido, así que eliminad todas las fronteras. Dondequiera que nuestra guerra continúe, los rabinos judíos son humillados. Romped las cruces y destruid el linaje de los nietos de los monos. El estado de Tawhid (unicidad de Dios) permanecerá a pesar de las mentiras de las personas llenas de odio"[2] (de la Fuente, 2016).


Las anasheed están siendo distribuidas a través de Internet en forma de archivos de audio. Actualmente pueden encontrarse en multitud de idiomas, en su mayoría idiomas hablados en países musulmanes como por ejemplo el pashtu, el urdu, el turco y el bosnio. A pesar de ello, cada vez más podemos encontrar canciones en inglés, alemán u holandés (Cano, 2016). Existen un total de cuatro categorías de nasheed (Said, 2012:871):

  1. Himnos de batalla

  2. Himnos de glorificación del martirio

  3. Himnos de luto

  4. Himnos de alabanzas


VIDEOGRAFÍA DEL ISIS

Cabecera de un vídeo que animaba, en 2014, a los adolescentes a unirse al ISIS

En cuanto a los vídeos, éstos vienen constituyendo un papel de fundamental importancia en el contexto de la propaganda yihadista a través de Internet. En los últimos años han ido cobrando protagonismo como consecuencia de la expansión de Internet y de la implantación de las redes sociales, resultando más accesibles que en épocas anteriores (Cano Paños, 2016). Asimismo, debido fundamentalmente a las innovaciones técnicas, así como a las mayores capacidades de sus creadores quienes han sido reclutados teniendo en cuenta las capacidades necesarias para su creación, estos vídeos han venido alcanzando un nivel de profesionalidad y calidad que sin duda deben ser destacados, llegando a compararse en ocasiones con la calidad de películas de grandes presupuestos.


Las primeras producciones audiovisuales del yihadismo recurrían con asiduidad a mostrar de manera gráfica imágenes con parte de supuestos enemigos. La mayor parte de estas producciones se realizaba montando imágenes de archivo. Sin embargo, con el paso del tiempo aumentaron la sotisficidad, la magnitud y la diversidad temática. La edición y la calidad de los videos se parecían cada vez más a las de las películas, la frecuencia de difusión aumentaba, las temáticas variaban y ganaban complejidad, incluyendo escenas con el testamento de terroristas o imágenes explicitas de ejecuciones de rehenes; el éxito de la estrategia de marketing utilizada en los vídeos del ISIS se fundamenta en seis características (Lesaca, J. 2017):

  • Magnitud: La comunicación del autodenominado "Estado Islámico" está pensada para una generación acostumbrada a no leer y a consumir información y entretenimiento de recursos audiovisuales digitales. Los datos sugieren que la operación de expansión militar se diseñó al mismo tiempo que la estrategia de comunicación.

  • Distribución multiplataforma: El ISIS adapta sus mensajes a los nuevos lenguajes y tecnologías donde encuentra gran parte de su éxito. Utilizan multitud de plataformas virtuales para interrelacionarse entre ellos y con su público. La plataforma virtual más utilizada es YouTube, ya que el formato audiovisual y en varios idiomas se ajusta plenamente al propósito que pretende alcanzar el movimiento yihadista. Ciertamente, desde enero de este año 2018, YouTube vigila más el filtro de vídeos que los usuarios cuelgan pero por lo general no suelen reaccionar hasta que los detectan, lo que pudiera suponer que permanezcan horas e incluso días en la red hasta su cancelación. El objetivo perseguido de prácticamente todos los videos yihadistas que pueden hoy en día encontrarse en Internet es la propaganda. Aunque debemos distinguir, desde un punto de vista material, cinco categorías distintas de videos yihadistas (Frohneberg/Steinberg, 2012: 82):

  1. Vídeos intimidatorios y amenazantes

  2. Vídeos de ensalzamiento del martirio

  3. Vídeos de contenido estratégico e ideológico

  4. Vídeos de operaciones terroristas

  5. Vídeos de instrucción

El primer caso de terrorista-youtuber es Abdelilah Himich, quien subió tutoriales de cómo acuchillar a rehenes. Tras Abdelilah Himich se sumaron muchos más terroristas youtuber como es el caso de Abu Nur al Shamir quien realiza sus videos en una amplia cocina moderna donde explica cómo fabricar explosivos caseros, de esta forma comenzaba su tutorial: "Con permiso de Dios, hoy vamos a aprender cómo hacer artefactos explosivos con ingredientes comunes que todos tenemos en casa".

  • Segmentación: Philip Kotler afirma que un mercado es "el conjunto de todos los clientes potenciales que comparten una necesidad o deseo específico y que podrían estar dispuestos a tener la capacidad o deseo". El ISIS ha conseguido detectar las necesidades de su audiencia dentro de sus fronteras (en el exiguo territorio que aún le queda en Oriente Medio y en el resto de sus Provincias o "Wilayat" e incluso fuera de ellas). Esta segmentación geográfica comenzó a mediados de 2014. Para ello se han creado múltiples productoras con el objetivo de que cada una diseñe un mensaje destinado a diferentes audiencias; la mayor parte son de audiencia regional y dos son para audiencia global. Las productoras dirigidas a una audiencia interna se adaptan a las necesidades políticas, sociales, culturales y lingüísticas de cada región. Mientras que las productoras Al Hayat y Al Furqan (canal que están reconstituyendo) son las productoras globales que distribuyen sus mensajes realizados o subtitulados en lenguas extranjeras. Cuentan con otros medios diversos como ya indiqué en el artículo titulado Las revistas del terror: ISIS y AL-QAEDA

Cabecera de propaganda en el canal Al-Hayat
  • Resonancia cultural: Se entiende como el uso de palabras sencillas y cargadas de emoción dirigidas a un público potencial. "Cuanto mayor sea la resonancia cultural y la magnitud, más posibilidades existen de que el enfoque del mensaje logre el apoyo de los pensamientos y las emociones de la audiencia" (Robert M. Entman, 2004). El ISIS es la primera organización terrorista que utiliza estos dos factores descritos por Entman. En el análisis realizado por Lesaca se observa que un 23,3% de los vídeos producidos por el ISIS contienen imágenes con una resonancia cultural, es decir, uno de cada cuatro vídeos contiene elementos propios de esta nueva generación. Mientras que un 50% de los vídeos están inspirados en la industria del cine y de los videojuegos, películas como Los juegos del hambre, el francotirador o el videojuego Call of Duty han servido para inspirar la producción de sus vídeos.

  • Interacción: Internet les ha dado la posibilidad de comunicarse con su audiencia de forma sencilla y rápida, pudiendo controlar el mensaje que querían transmitir. En un primer momento las herramientas utilizadas eran las páginas web, que trabajaban con una interacción unidireccional. Pero con la llegada de las redes sociales, se abría una nueva posibilidad, la transmisión bidireccional de información. La posibilidad de interaccionar con su público, de mandar directamente la información a un teléfono personal… todo esto ha sido aprovechado de modo amplio por el grupo terrorista del ISIS proporcionándole grandes beneficios.

  • Utilización de medios propios, donde podemos encontrar, revistas, radio, música, páginas web….

La temática de los videos producidos desde 2014 hasta 2016 son: el buen gobierno del Daesh (23%), violencia como espectáculo (16%), entrevistas con milicianos (32%), victorias militares (28%) y destrucción del patrimonio (1%). Desde 2016 hasta 2017 se observa que estas cifras varían, las escenas de batalla obtienen el 40% de la producción total. Mientras que los videos en los que aparecen ejecuciones subieron a un 33% y los de buen gobierno y de entrevista con milicianos disminuyeron hasta un 14%. Y ya en 2018 prevalecen más los que llaman al reclutamiento, por encima de todos los demás.


En total se realizaron 800 videos de entrevistas a terroristas en 3 años; en este aspecto se ha mantenido un equilibrio de la nacionalidad de los entrevistados, siendo un 58% naturales de Siria e Iraq y un 42% de otros países.


Los responsables del departamento de comunicación del ISIS han elaborado una estrategia de marketing que sea capaz de construir ilusiones entre su público objetivo.

EL CONTRATERRORISMO Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Las imágenes de solidaridad con Barcelona inundaron Internet como contrapartida a las amenaza terrorista

En conclusión las organizaciones terroristas necesitan a los medios de comunicación para cumplir con sus objetivos, es por ello que estos últimos adquieren cierto poder. Precisamente por este motivo, deben de plantearse la estrategia y posición que deben asumir frente a los conflictos. La lucha contraterrorista y los fenómenos de extremismo del S.XXI mantienen una gran complejidad, que debe abordarse tanto de manera multisectorial como multilateral, y que cada vez más se opera en el sector de la opinión pública. Un claro ejemplo de un uso contraterrorista de las redes sociales lo pudimos ver en agosto de 2017 tras el vídeo publicado por el ISIS alabando el atentado en Barcelona, donde la comunidad española combatió este ataque mediante la realización de montajes audiovisuales y fotográficos llamados "memes" de los yihadistas que salían en dicho vídeo. Se trata de su forma de manifestar y expresar su repulsa ante lo ocurrido y dejar claro que la intención de provocar el pánico no ha funcionado. Aunque esta no es la primera iniciativa ya que en otras ocasiones, como en el ataque en Bélgica en noviembre de 2015, las redes sociales se llenaron de imágenes de gatos bajo el hashtag #brusselsockdown para evitar proporcionar información a los terroristas, hecho que también realizó España en el atentado de Barcelona bajo el hashtag #Barcelona #Rambles. Estas manifestaciones y expresiones mantienen una misma utilidad, mantenernos unidos ante un enemigo común.

Este nuevo ámbito de la lucha contraterrorista desde los medios de comunicación está en una fase muy inicial, siendo necesario y prioritario generar conocimiento sobre los procesos a seguir y dotarlo de eficacia a la vez que se incluye dentro de los marcos legales del estado. Para ello se requiere un previo estudio de la metodología seguida por las organizaciones terroristas para iniciar los protocolos y procesos correspondientes para esta lucha, ya que no hay mejor estrategia para acabar con el terrorismo que la prevención.


-------------------------------------------------------------------------------------

Referencias:

[1] La publicación completa puede verse en el siguiente enlace: http://www.lavanguardia.com/vida/20170705/423912255834/el-30--de-los-yihadistas-detenidos-en-espana-fue-por-propaganda-en-internet.html Fecha de consulta: 31/07/2017


[2] Dicho cántico puede escucharse en el siguiente enlace https://soundcloud.com/search?q=/ya-junud-al-haqq-hayya-nasheed


------------------------------------------------------

Este post forma parte de la serie "Análisis de las tipologías de contenido visual del yihadismo" que incluye también los siguientes artículos:


Las tecnologías de la comunicación y el terrorismo: al-Qaeda

La Red al-Qaeda fue pionera en el manejo de las tecnologías de la información y la comunicación.

---------------------------

El ISIS y los medios de comunicación

El ISIS ha revolucionado a la opinión pública con una estrategia diseñada no sólo para difundir terror, sino para popularizarlo y hacerlo atractivo.

---------------------------

Perfil del terrorista y de los reclutadores del ISIS

El ISIS ha revolucionado a la opinión pública con una estrategia diseñada no sólo para difundir terror, sino para popularizarlo y hacerlo atractivo.

---------------------------

Las revistas del terror: ISIS y al-Qaeda

Webs, foros, sitios y enlaces web usados por las dos principales organizaciones yihadistas

© 2008-2020 por RSW

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon