top of page

5 consejos para prevenir una tormenta fuerte

Actualizado: 14 abr 2023

Un efecto del cambio climático parece ser la formación de ciclones en la costa oriental del Atlántico, así que debemos estar preparados.

Las tormentas tropicales ya no son exclusividad del Caribe

La confluencia de la corriente marina fría procedente del continente africano y el aire caliente del Sáhara da lugar a la formación de estos eventos climatológicos tan extraños y que tanto miedo producen.


Debemos estar prevenidos por si alguna de esas tormentas quiera engullirnos en sus fauces. Por ello, te vamos a recomendar cinco útiles consejos para prevenir los efectos de una tormenta fuerte.


Consejo 1 - Refuerza puertas y ventanas.

Podemos tenerlas con hojas de madera y cerrojos para proteger los cristales, en el caso de las ventanas. También hacer una solución casera para colocarla si se prevé viento fuerte; en este último caso, la madera contrachapada es una opción interesante.


Tienes también los "contravientos" que son chapas de metal o plástico que colocas (o te instala un profesional) cubriendo toda la ventana. Ahora bien, es más laborioso ponerlos que los paneles de tela contra tormentas que pueden ser de PVC o Kevlar, los cuales se extienden rápidamente y resultan igual de efectivos, pero algo más caros.


Lo ideal es que coloques también vidrio de alto impacto, pero cuesta un 30% más caro (por lo general) que el cristal normal de ventana. Es mucho más resistente y de mayor eficiencia energética, lo que te permitirá reducir la factura de la luz o gas: si las ventanas y puertas cierran herméticamente, no se escapa el calor por lo que no tendrás que poner tanto la calefacción.


No olvides colocar plásticos o alfombrillas en los bajos de las puertas para evitar que entre agua del exterior si es una casa o una terraza.


Consejo 2 - Limpia los tejados y despeja los balcones.

Los tejados debemos limpiarlos, al menos, una vez al año, para evitar que la acumulación de suciedad impida a las canaletas evacuar el agua que caiga pudiendo provocar derrumbes (o goteras y con ello humedades) por el peso del agua acumulada.


Si tenemos macetas en los balcones, debemos quitarlas si se acerca una tormenta fuerte ya que el viento pudiera tirarlas a la calle y herir a un peatón. Lo mismo con cualquier otro elemento decorativo de nuestras terrazas.


Consejo 3 - Quédate en casa.

Aprovecha para hacer ejercicio, por ejemplo

No salgas bajo ningún concepto si puedes evitarlo.


Haz acopio de pilas (y velas) por si se va la luz y debieras tener cargadores portátiles de batería para móvil (baterías externas, al menos una).


Procura tener suficiente agua embotellada porque desconoces lo que durará la situación antes de poder acudir a un supermercado.


Un par de linternas en casa y alguna emisora de radio con la que estar al tanto de los boletines informativos, si se cortara el suministro eléctrico.


Y si vives en un bloque de pisos, utiliza la escalera, no el ascensor en el que pudieras quedar atrapado si se corta el suministro eléctrico. Incluso en tu casa, desconecta cualquier aparato eléctrico para prever chispazos debido a los cambios de tensión.


Que la situación es angustiosa al ver que sube el nivel del agua en el interior de tu vivienda, llama a los servicios de emergencias (teléfono 112) o alguna Fuerza de Seguridad e indícales lo que te sucede. Sigue sus instrucciones ya que es posible que estén procediendo a la evacuación del vecindario.


No te arriesgues a salir nadando porque la corriente te arrastrará.


No colapses el 112 para consultas informativas (es solo para emergencias); llama al 012

Consejo 4 - Si te coje en coche, procura ir preparado.

Si te coje la tromba de agua conduciendo, aminora para usar lo menos posible los frenos y evitar así derrapar – usa marchas cortas –.


En cuanto te sea posible estaciona el vehículo en algún lugar seguro (un área de servicio, restaurante u hostal, por ejemplo). Sal de la carretera secundaria si estás circulando por alguna y acude a la principal que tengas más próxima.


Ni se te ocurra traspasar un puente que haya sido rebasado por el agua.


Lleva en el coche siempre una cuerda, tu botiquín de primeros auxilios y linterna (y por supuesto las luces portátiles de emergencias y el chaleco reflectante); la cuerda servirá para cruzar un río con fuerte corriente si no te queda más remedio: te la atas a la cintura y a un árbol o poste fijo para que no te arrastre el agua.


Consejo 5 - Soluciona los problemas del entorno.

Si tu casa se halla cerca de una vereda, rambla, barranco o parcela con escombros o material que pudiera ser arrastrado por la lluvia, y se acerca una fuerte tormenta, comunícalo de inmediato a tu ayuntamiento para que tome medidas.


En casa, guarda a buen recaudo tolo lo que sea inflamable o tóxico para evitar que el agua, si llega fuerte, lo arrastre y provoque algún desastre.


Ni que decir tiene que no irás a la cochera o sótano si se han inundado mientras esté lloviendo; espera a que pase el temporal para proceder a su achique y limpieza.


Nunca vayas a tu casa una vez cese la tormenta hasta que las autoridades no dicten que hay seguridad en la zona. Tienes que ver que los bomberos revisarán si no hay peligro de derrumbes o incendios.


Consejo extra - Han cancelado un evento y tenía entrada pagada.

Si teníais planificado asistir a un concierto al aire libre o un evento deportivo y éstos no se celebran por el mal tiempo, tenéis derecho a que se os devuelva el importe del ticket.


La normativa de espectáculos en España lo permite (en otros Países imaginamos será similar). Tan solo debemos ir al local donde adquirimos la entrada, o si lo hicimos online a la plataforma de venta, y reclamar el importe (pidiendo una hoja de reclamaciones y rellenándola). Guardad el impreso de solicitud de devolución por si tenéis que reclamar de nuevo.


Lo normal es que devuelvan el dinero en no más de quince días por lo que si no es así, volved a reclamar trascurrido un mes.


Por lo general, si te dicen que no tienes derecho a devolución porque la cancelación se ha debido a inclemencias meteorológicas, no por culpa de la organización, no os preocupéis si tenéis que ir a juicio porque al ser el importe requerido inferior a 2.000 € no necesitaréis pagar un abogado, al menos en España.


Si os dicen que se va a celebrar el espectáculo, pero en otra fecha, pero a vosotros ya no os viene bien, tal vez no os devuelvan el dinero. Cabe la posibilidad de reclamar una compensación por los gastos causados si ya os habíais desplazado al lugar de celebración (en casos de cancelación de última hora) y hubierais pagado un alojamiento y manutención fuera de vuestra residencia habitual.


Recordad también que en las OMICs (Oficinas Municipales de Información al Consumidor) os indicarán lo que hacer en cada caso.


Los Gobiernos regionales también cuentan con Delegaciones Provinciales de Consumo (o como sean conocidas en cada Comunidad Autónoma).


En muchas ocasiones, las administraciones median con las empresas organizadoras de los eventos clausurados para evitar ir a juicio.

52 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page