Llega el teletrabajo ¿sabes ya cuál es tu smartphone ideal?

Ya sea para trabajar de forma virtual o simplemente porque quieras cambiar de móvil en un momento en que es más importante que nunca antes, te ayudamos a decidirte

Son muchas las marcas y variados los modelos, pero los precios se disparan en algunos casos no estando el bolsillo hoy en día para semejantes dispendios.


Debemos tener claro, primeramente, para qué usamos el teléfono en realidad:

  • Para chatear con un servicio de mensajería instantánea (WhatsApp, Messenger, Telegram…)

  • Como herramienta complementaria de trabajo

  • ¿Eres de los que fotografían o graban un vídeo de todo lo que te llama la atención?

  • ¿Utilizas a menudo las redes sociales?

  • Consultar todo tipo de información en Internet, etc.



Funcionalidad vs estilismo


Si usas tu teléfono para chatear con los colegas de trabajo y amigos, colgando memes que sacas de las redes sociales que consultas continuamente, pero acabas dándote cuenta de que apenas utilizas el teléfono para su función original -hablar-, cualquier smartphone de gama media te valdrá.


Si utilizas el dispositivo como herramienta de trabajo usando diferentes aplicaciones, seguramente necesitarás un modelo más sofisticado ya que te permitirá realizar tus presentaciones de diapositivas, enlazar el aparato a otros dispositivos para exponer dichas presentaciones, realizar videoconferencias o participar en webinarios, etc.


Si los vídeos son una parte importante de tu vida (o las fotografías) porque tienes una web en la que cuelgas tutoriales o estás conectado casi todo el día a la red y por ello requieres de un software potente, igualmente -cómo en el párrafo anterior- te hará falta un buen smartphone.


Pudiera ser que no te atraiga en absoluto la farándula de las redes sociales y solo quieras el móvil para comunicarte con tus amigos o familiares. No lo dudes, adquiere un teléfono sencillo, el cual, como verás a continuación, no tiene por qué ser una castaña.

Lo bueno es que hoy en día hay muchas y variadas ofertas a las que podemos acceder, pagando en cómodos plazos lo que hace poco tiempo no era tan sencillo. De ti dependerá si quieres ver incrementada tu factura telefónica durante tres o cuatro años, al incluirse el pago del importe del teléfono. El problema es que, si se rompe y ya no tienes garantía, da mucha grima seguir pagando por algo que ya no tienes.


La mayoría prefieren los teléfonos de gama media ya que les permite hacer lo básico que todos hacemos (chatear y colgar chorradillas). Debido a que son el segmento más vendido, los fabrican con tecnología avanzada aunque después no usemos la mayoría de las aplicaciones.

Las empresas ofrecen todos los segmentos: teléfonos económicos, de gama media y sofisticados

Olvidaros de que unos son mejores que otros ya que ese liderazgo es efímero y lo que ahora es mejor quedará desfasado en poco tiempo por otra marca. ¿Eres de los que te gusta presumir de tu móvil porque te gusta la tecnología o simplemente fardar?


¿Acaso utilizas todas sus aplicaciones? Tanto si es así como si no, aquí te indicamos algunas propuestas, según el uso que vayas a darle.



Ofertas interesantes según utilización


He de reconocer que me encantan los Samsung, aun siendo mucho más caros. En especial los modelos Note; ya van por el 20, con una versión Ultra.


Claro que su precio es desorbitado: en torno a 1.400 € si bien suelen salir ofertas de incluso el 30%. Lo que me gusta es su enorme pantalla de 6,9 pulgadas, su rapidísimo procesador y su cámara que realiza fotografías perfectas.

Diferencia de tamaño entre el Note 20 (izqda.) y el Note 20 Ultra (dcha.)

El característico lápiz que incluye hace muy cómoda el uso de diferentes aplicaciones y no deja la pantalla con las antiestéticas huellas dactilares, teniendo que limpiarla continuamente.


Pero tranquilos, digo que Samsung me flipa no por sus modelos tan caros sino porque su gama es muy variada y para todos los bolsillos, ofreciendo calidad en todos los casos, como con los Galaxy A71.


Su cámara no es tan buena como las de los Note pero nos sirven para el día a día perfectamente, incluso viene preparada para hacernos selfies. Su capacidad de almacenamiento es la máxima; todo por un precio muy asequible de unos 400 €.


El modelo iPhone 12 de Apple cuesta algo más de 1.000 € y promete ser la panacea que resuelva cualquier necesidad que te surja en tu día a día pues te ofrece todo tipo de servicios y aplicaciones. Han petado lo que parecía insuperable.


Las imágenes que captan las cámaras de 12 megapíxeles de los iPhone 12 son sencillamente espectaculares. Vienen preparados para la tecnología 5G, cuyo uso generalizado es inminente. El procesador no tiene competencia y su pantalla (más dura que la de modelos anteriores) oscila entre las 6,1 pulgadas del iPhone 12 Pro y las 6,7 del iPhone 12 Pro Max.


Como estáis viendo, los phablets, esos móviles de gran tamaño que parecen minitablets, están imponiéndose, cuando en su momento parecía que no triunfarían, precisamente por su volumen. Lo bueno de estos aparatos es que te permiten ver vídeos o jugar más cómodamente que con un teléfono más pequeño.


Las tablets han quedado para el trabajo y desde luego son muy prácticas, pero si no quieres llevarla a todas partes, ahora con el teletrabajo que se abre camino debido a la pandemia global, los phablets son una opción perfecta para conectarte en cualquier lugar a la Red y atender a tus clientes o leer documentos sin dejarte la vista. Incluso como lectores de ebooks son geniales.


La memoria de almacenamiento de los iPhone 12 puede llegar a alcanzar los 512 GB; hoy más que nunca podemos decir que llevamos ordenadores en el bolsillo.


Existe desde hace algunos años la carga inalámbrica pero los iPhone, como casi todos los productos de Apple, solo admiten dispositivos de la marca por lo que no les vale otros que compréis más económicos, como sí puede hacerse con prácticamente todos los Android. Si usáis dichos complementos con los iPhone, no cargarán tan rápido.


Los iPhone12 no traen cargador sino un cable usb, con lo que tendremos que conectarlo a uno que tengamos en casa o comprarlo aparte (cuesta 45 € el específico de estos aparatos). Así como lo estáis leyendo, y eso que gastamos entre 1.100 y algo más de 1.600 euros, según sea la capacidad de memoria que escojamos.


El problema está en que, para pagar semejantes cantidades, o lo haces a tocateja o has de aplazarlo y si recurres a esto último estarás cuatro años pagando móvil. Para cuando termines de hacerlo, tu aparato estará tan desfasado que te dará vergüenza sacarlo del bolsillo…si eres de los que presume porque el mío me dura ya cinco años y tan contento.


Si no requieres del uso profesional (o particular) de ciertas aplicaciones por lo que te da igual el procesador, la variedad de móviles es muy amplia, oscilando los precios entre 240 y 500 €, pudiendo pagarlo en un año si lo incluyes en tu recibo mensual de teléfono, y más con las ofertas importantes (de hasta un 40% hemos podido llegar a ver).


Los teléfonos de gama media son el segmento con más ofertas porque son los modelos que más se venden

Una marca que está adquiriendo una gran popularidad entre los usuarios en cuanto a teléfonos de gama media es Xiaomi. Su modelo Redmi Note 9 Pro es una de las mejores opciones hoy en día en relación calidad-precio. Por cierto, sea cual sea el teléfono que escojáis, mirad siempre lo que dura la batería ya que algunos no pasan de un día pero si se usa para ver vídeos no pasará de unas pocas horas.


El procesador del Redmi Note 9 es fabuloso y su amplia memoria RAM da para todo lo que desees o ¿acaso requieres de más de seis gigas? (si es así, vete a los más sofisticados).


Su capacidad de almacenamiento puede llegar a ser de 128 gigas y con respecto a su batería, su sistema de carga la completa en menos de dos horas, durando (con uso normal) un par de días.


La cuádruple cámara trasera de 64 MP permite realizar fotografías impresionantes y su gran pantalla hará que disfrutes de tus series y videojuegos favoritos.


¿Cuánto crees que cuesta? Entre 200 y 270 € según ofertas. Y si queréis algo de mayor sofisticación, Xiaomi nos ofrece el Mi Note 10 4G que podrás encontrar por unos 300 € en oferta (su precio medio oscila los 370-380€). Como ves, precios alejados de las marcas más conocidas tales como Samsung o Apple. De hecho, Xiaomi cuenta con modelos muy económicos pero versátiles, entre 100 y 160 € según ofertas.


TCL es una compañía china que se está abriendo mercado de forma acelerada con modelos como el TCL 10L Android, de entre 200 y 250 € según ofertas.


Tiene un buen procesador y una RAM de seis gigas, perfecto como decía antes para el uso diario. Su cámara es muy buena pero si queréis algo mejor sin que el precio sea estratosférico, tenéis el TCL 10 Pro Android que podréis encontrar por unos 400 €, incluso menos. Lo que no me gusta de estos móviles de TCL es lo poco que dura la carga de sus baterías.


Veis por lo tanto que contáis con modelos de gama media que también os pueden venir bien para el teletrabajo ya que son de gran calidad pero no tan caros. Ahora bien, ¿queréis un teléfono que tenga lo necesario sin ser caro pero sin renunciar del todo a la calidad?


Nokia es una marca legendaria y aunque fracasó en su intento de competir con los Android y Apple, al implementar Windows en sus teléfonos, sigue fabricando buenos móviles. Con el 8.3 5G, de gama media-alta, espera reconquistar el mercado que en su día fue suyo y que tras la fusión con Microsoft perdió casi de la noche a la mañana.


Contará con un buen procesador y una memoria RAM de hasta 8 gigas, si bien su capacidad de almacenamiento no será superior a 128 gigas. La pantalla será de 6,8 pulgadas y tendrá una excelente cámara pero el precio (entre 599 y 649 euros, según versión) puede ser su hándicap, pues ya hemos visto que hay modelos similares más baratos.


Nokia cuenta con teléfonos más económicos, por poco más de 150 €, si queréis algo de cierta calidad, con pantallas grandes y cámaras que no tienen nada que envidiar a otros modelos mucho más caros. Sus baterías pueden durar un par de días.


Motorola nos ofrece también alguno del precio anterior, como el Moto G8, con un diseño agradable, buena calidad de las fotos y un excelente procesador.


¿Queréis un teléfono de andar por casa pero de calidad? Sí, ese que usáis de repuesto o para situaciones en las que no os preocupe tanto que pudiera romperse -por ejemplo, si nos vamos a correr-, pero haciendo su función igualmente: chatear, consultar Internet y hablar con quién sea. Os recomiendo entonces el Nokia 1.3 que encontraréis por tan solo 80 u 85 euros.


No creáis que es una birria de teléfono pues cuenta con una pantalla de 5,7 pulgadas y la batería os va a durar todo el día. Podréis hacer fotografías de calidad incluso si la luz ambiental es poca.


Otro teléfono barato pero funcional es el Realme C3 que encontraréis por unos 100-130 euros. Si sois de los incondicionales de Huawei (que cuenta con móviles excepcionales de todas las gamas), por este precio contáis con el Huawei P40 Lite E, de mayor calidad que el anterior, con una pantalla HD de casi 6,4 pulgadas y una buena cámara.



Resumiendo...

Ya tenéis ahí numerosas propuestas. De vosotros depende lo que busquéis pero queda demostrado que no por ser más barato es peor ni por ser más caro destacaréis más en vuestro entorno social.


En la era del teletrabajo que está llegando para quedarse, nadie presume de móvil; lo que se busca es la funcionalidad antes que la estética.


Los diseños se cuidan mucho tanto en modelos económicos como sofisticados y las prestaciones pueden ser óptimas en los más asequibles. Lo que deberéis tener en cuenta:

  • la capacidad de memoria que necesitáis,

  • el procesador que os vendrá mejor,

  • la función que le deis a la cámara

  • si os viene mejor una pantalla tipo phablet o algo más pequeño porque no veáis tantos vídeos o documentos.

Tened en cuenta que cada pocos meses salen modelos nuevos por lo que no os calentéis la cabeza y escoged el más adecuado a vuestra necesidad real.


Para saber qué procesador es mejor, lo que os permitirá hacer mejores fotografías o vídeos (también disfrutar de vuestros videojuegos), la memoria RAM deberá ser de al menos 4 gigas.


Con respecto a la memoria de almacenamiento, con 32 gigas es más que suficiente, ya que no se trata de que guardéis gran cantidad de información en el móvil; por seguridad, no es lo más prudente.


¿Usáis a menudo ciertas aplicaciones y necesitáis que se abran rápidamente? Los teléfonos de gama sofisticada son los más adecuados con memoria UFS 2.0 (miradlo entre sus características, antes de comprarlo).


Un detalle antes de acabar: los móviles a prueba de agua no significa que puedan sumergirse sino que si les cae un poco de agua no les afectará, por lo que no tentemos a la suerte y mejor protegerlos siempre.


En definitiva, buscad aquel que sea cual sea vuestra necesidad, se adecúe mejor a vuestro día a día, ya que lo vais a usar a diario, pero sobre todo, disfrutadlo y haced un uso responsable del mismo.


El smartphone es muy vulnerable a los ataques informáticos por lo que deberéis implementarle medidas extraordinarias de ciberseguridad o, al menos, aprender a usar las que lleve asociadas de fábrica que casi nadie activa. Pero eso es otra historia de la que hablaremos en un artículo posterior.

© 2008-2020 por RSW

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon