Buscar

¿Es pronto para quitarse la mascarilla?

Los expertos recomiendan mantenerla pero los Gobiernos anulan la obligación de llevarla

Hombre y mujer con mascarilla
Muchos la siguen llevando por precaución

En España, deja de ser obligatorio llevar mascarilla en el interior de los establecimientos salvo en el transporte público, hospitales (y centros de salud), farmacias y residencias de ancianos.


Esta medida ya la habían adoptado en más de la mitad de los Países de la Unión Europea, pero ¿se basan en criterios científicos?


Los que deben seguir llevando mascarilla obligatoriamente

Sanitario con mascarilla
Los sanitarios están obligados a llevarla

Aquellos que den positivo en coronavirus deberán seguir llevando la protección facial y, por lógica, las personas de su entorno más próximo.


Se dan circunstancias surrealistas como que sea obligatoria en el transporte escolar pero no en los colegios; lo que no entienden muchos padres, dando lugar a confusión por lo ilógico de la medida.


Los mayores de 60 años deberán seguir poniéndosela cuando accedan al interior de algún local, las personas con problemas inmunes y las mujeres que sepan que están embarazadas.


Con respecto a los exteriores (e interiores) se sigue “obligando” a llevar mascarilla cuando no se pueda respetar la distancia social mínima durante un tiempo prolongado.


En cambio, en restaurantes, cines, gimnasios, etc., donde los usuarios están muy próximos los unos a los otros, se permite no llevarla. Como vemos, medidas que no tienen ni tom, ni son.


Es por ello que algunas instituciones, comprendiendo lo absurdo y arriesgado de esta normativa, mantendrán el uso obligatorio en sus dependencias de esta protección básica.


En los hoteles optan por seguir llevando la mascarilla los empleados, por lo general, pero en muchos restaurantes y bares ya se la han quitado.


No todos los gobernantes están de acuerdo

Mujer con mascarilla trabajando en ordenador
Muchos funcionarios siguen llevándola

Algunos Gobiernos regionales, en España, no son partidarios de retirar el uso obligatorio; tal es el caso de Asturias, Andalucía o Cantabria, por lo que siguen recomendando llevarla en espacios interiores.


La Consejería de Salud del Principado de Asturias registró un repunte de los ingresos hospitalarios a finales de abril; es por lo que han puesto en marcha de nuevo las PCR a disposición de la ciudadanía que manifieste algún problema respiratorio.


En Cantabria y Galicia también aumentaron los ingresos en Hospitales y entre mayores de 60 años que son los únicos de entre los casos positivos que se recuentan de forma oficial; imaginemos como estará la incidencia si se contabilizaran todos los grupos de edad pero ya no se hace.


En la Comunidad de Madrid, la Consejería de Salud registró un alza de los ingresos en UCIs pero dentro de la estabilidad, lejos del colapso.


Los Gobiernos regionales que no están de acuerdo en volver a obligar la protección facial alegan que, en realidad, los ingresos no son por COVID en más de la mitad de los casos, sino por otras causas. Lo que sucede es que al hacerles la prueba COVID se ha detectado que también lo tienen.


El Gobierno de España considera el monitoreo de los casos de infección respiratoria aguda, pero a partir del año próximo, con la idea de prevenir un nuevo brote del coronavirus o de algún patógeno similar.


Expertos consideran que no es el momento

Niña con mascarilla portando libreta y lapiz
Los niños ya no están obligados salvo en el transporte escolar

La mayoría de los expertos no están en sintonía con el Gobierno. La Organización Mundial de la Salud advierte de que la pandemia no ha terminado aún.


La última variante (conocida como XE), una combinación de la Ómicron y la denominada “Ómicron silenciosa”, ésta última ya de por sí una subvariante de la anterior, se expande rápidamente por Europa. Sin embargo, su incidencia no es más grave que las otras.


La Sociedad Española de Epidemiología recomienda también que en espacios interiores y en aglomeraciones de personas se lleve la mascarilla.


La medida ha sido tomada por el Gobierno central de España, de forma unilateral, ya que está constatado que no ha contado con la unanimidad de todos los Gobiernos regionales.


Puede hacerlo, desde luego, y lo ha hecho, pero desoyendo las advertencias. Por lo tanto, más parece una medida populista que basada en evidencias científicas.


De todos modos, los ciudadanos españoles siguen poniéndose la mascarilla en interiores en la mayoría de los casos. Incluso en exteriores aún se ve a muchos viandantes que la llevan, por precaución.


En las dependencias públicas no es extraño ver a los funcionarios con las mascarillas; en las universidades sucede lo mismo y en muchas empresas privadas.

39 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo