Buscar

Inmigración irregular: amiga para unos, enemiga para otros

Actualizado: 9 jun 2021

El debate sobre la inmigración se mantiene como asunto de candente actualidad en todo el Mundo

Inmigrantes y refugiados
La inmigración irregular genera un gran debate internacional

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado una orden ejecutiva por la que se restringen la emisión de visados profesionales a medio millón de personas procedentes de otros Países. La razón que esgrime: la pandemia está provocando una honda crisis económica que afecta a los trabajadores nacionales por lo que permitir la entrada de cientos de miles de extranjeros para ocupar puestos de trabajo en Estados Unidos resulta, en las circunstancias actuales, perjudicial para los intereses del País.


El visado que se niega no es para todos los extranjeros que ya trabajan o tengan pensado hacerlo en EEUU, sino para los muy calificados, amparados por el documento tipo H-1B (obreros especializados), que son en torno a 525.000 personas.


Trump se dirigía a sus conciudadanos a principios de 2019 para reiterar su propósito de edificación de un muro en la frontera con México que impida la llegada de inmigrantes irregulares. El presidente alegó entonces que si no se construye pronto la crisis humanitaria se recrudecerá, beneficiando solamente a las mafias que trafican con esos inmigrantes.


Dos agentes, uno a pie y otro en quad
Policía fronteriza

Para ello se necesitaban, según el departamento de Seguridad Nacional, 5.700 millones de dólares que ayudarán no solo a construir el muro sino a reforzar la vigilancia de la frontera con más medios humanos y técnicos. Dichas medidas servirán también para evitar que continúen entrando armas y drogas desde México.


La mayoría demócrata en el Senado permite en todo caso una cerca metálica para contribuir a la vigilancia fronteriza ya que consideran el muro demasiado costoso e innecesario. Como herramienta de presión, Donald Trump ordenó el cierre de las instituciones gubernamentales hasta que no se llegara a un acuerdo definitivo. Esta clausura temporal del Gobierno afectó a cientos de miles de funcionarios públicos, incluidos los 20.000 agentes de seguridad fronteriza destinados a lo largo de la frontera con México, quiénes no cobraron hasta que no se restituyó la función pública.


Transcurrido año y medio desde aquella polémica decisión, lo cierto es que el presidente solo vende humo pues se vanagloria de que ha edificado ya 322 kilómetros de dicha muralla cuando en realidad lo que se ha hecho nuevo han sido solo 4,8 kilómetros. El actual Gobierno ha reparado las vallas que ya existían pero lo vende como edificadas nuevas y con tal intención el presidente visitó la frontera en Arizona, el 22 de junio, para celebrar que la construcción del muro avanzaba.


Trump ha llegado a decir que gracias a su muro se ha frenado la entrada del coronavirus en los Estados Unidos y se atreve a decirlo en Arizona, donde ayer mismo se superó el record de contagios, con 3.591 nuevos positivos en el día y 42 defunciones.


En Texas, otro Estado fronterizo, el gobernador Greg Abbott, ha endurecido las medidas de cuarentena al comprobar como los casos de contagio no paran de aumentar. Desde hoy mismo se prohíben las reuniones al aire libre de más de cien personas (dicha restricción la deja en manos de los Condados, el equivalente a comarcas en otros Países, si bien siendo Texas tan grande más equivaldría a Provincias). Se obliga a los centros infantiles a tomar ciertas medidas que antes solo eran recomendaciones y es que el Estado de Texas ya supera los 5.400 casos de contagio diarios, de los que el 75% requieren hospitalización.


Texas reactivó su actividad antes que el resto dl País lo que se ha demostrado ser una decisión equivocada por lo que se plantean cerrar de nuevo el Estado

Por su parte, California ya supera también los 5.000 casos diarios de contagio y Nevada, tras la reapertura de los casinos hace dos semanas, vuelve a tener más de 460 casos de contagio al día, contabilizando un total de 492 muertes desde que comenzó la pandemia.


Vemos pues que el repunte del coronavirus en los Estados Unidos no se ha debido a la inmigración procedente de México sino a una pésima gestión de los gobernadores norteamericanos y del propio Gobierno Federal. Cierto que en México se está produciendo también un repunte importante puesto que ya se superan los 6.200 casos de contagio diarios con un total de 23.377 muertes (en Estados Unidos, las defunciones ya contabilizan 121.176 defunciones, una cifra casi seis veces superior a la de México). Pero las fronteras han estado cerradas con lo que las cifras de los Estados Unidos se han debido a su gestión interna de la pandemia, no a la llegada de inmigrantes.


Pero independientemente de quiénes sean los responsables de tan errónea gestión en tantos Países, en casi todo el Mundo se está replanteando la política sobre inmigración irregular, como está sucediendo en España donde algunas formaciones políticas están a favor de la expulsión de todo aquel que no esté regularizado. Estos partidos y sectores ultraconservadores se inspiran en las medidas impuestas por Donald Trump lo que ha suscitado un encendido debate político.


España, principal destino de los inmigrantes irregulares en Europa

Graffiti de mujer árabe
Graffiti en la ciudad de Vitoria

Las asociaciones de inmigrantes recuerdan al pueblo español que la mayoría de quienes llegan al País, tanto de forma regular, como irregular, están deslomándose en trabajos que casi ningún español desea por ser de extrema dureza, estar muy mal pagados y con jornadas laborales extenuantes. Casi todos ellos lo único a lo que aspiran es a conseguir dinero que ahorran para enviar a sus familiares con lo que puedan sobrevivir en sus Países de origen donde viven en condiciones infrahumanas. Para tener cuanto más dinero posible que mandar, optan por vivir ellos también en España y otros Países de Europa en circunstancias penosas: pisos compartidos que pagan entre todos los moradores, con “camas calientes” (colchones que comparten por horas), sobreviviendo con lo justo y soportando insultos racistas o miradas que les juzgan sin conocerles. Pagan por las tropelías de unos pocos desalmados cuyas acciones delictivas dan lugar a que algunos sectores enaltecidos de forma incoherente metan a todos los inmigrantes en el mismo saco.


Se producen también confusiones con respecto a determinadas religiones o etnias, como la islámica, creyendo que todos los musulmanes son inmigrantes que han llegado de forma ilegal cuando en España residen cientos de miles de musulmanes de nacionalidad española. Una educación auspiciada por el Estado en la que se integren niños de diferentes orígenes y credos favorecería la perspectiva errónea que aun se tiene, de forma generalizada, de la inmigración procedente de Países árabes o del Este de Asia.


Sin embargo, no debemos perder el norte. Tampoco se puede optar por la vía de ciertos sectores de la extrema izquierda que abogan por conceder "papeles para todos". No pocos de los que entran de forma irregular llegan sin documentación o con pasaportes falsos, por lo que se desconoce su origen, con quiénes se relacionan (si hay criminales o extremistas entre ellos) o si tienen antecedentes penales. Así que se debe destinar más medios a las Fuerzas de Seguridad para que puedan controlar esa inmigración irregular que en España ya es un verdadero problema.


La Operación TIMÓN es un ejemplo de coordinación entre Agencias diferentes (incluida la Dirección General de Instituciones Penitenciarias) y la Audiencia Nacional de España que dio lugar, después de una investigación de tres años, al desmantelamiento de una red de tráfico de hachís y trata de personas que servía para financiar el yihadismo mediante el uso de barcos. Los buques mercantes fueron detectados en el Mar de Alborán, frente a las costas españolas. Debidamente inspeccionados y tras intensas pesquisas se comprobó que actuaban como mercenarios para diferentes grupos terroristas introduciendo inmigrantes de manera ilícita en territorio europeo. Con el beneficio obtenido por la trata de personas y el tráfico de armas establecieron bases de apoyo por todo el Mediterráneo.


Muchos de los subsaharianos que llegan a España, vía Marruecos, proceden de Mali, un País desestabilizado donde diferentes grupos yihadistas campan a sus anchas, especialmente en el norte, con una frontera muy permeable utilizada por las mafias de tráfico de personas, pero también por los terroristas y los contrabandistas. Las Fuerzas Armadas españolas conocen muy bien la situación en este País africano pues mantienen un contingente de casi 300 soldados y guardias civiles con el objetivo de adiestrar al ejército maliense en lucha contraterrorista y vigilancia fronteriza.


Una vez llegan a España, de forma irregular, vía Magreb, si son son puestos en libertad al no poder devolverles a su País por diferentes razones, se corre el riesgo de no saber exactamente a quiénes se está dejando deambular por territorio español. Sucede lo mismo con los oriundos de otros Países africanos donde también existe una incidencia yihadista importante. Recordemos que el grupo terrorista Boko Haram no ha sido derrotado continuando activo en Nigeria y que otras organizaciones se mueven con soltura por el Sahel. Así que se debe invertir más en mejorar la seguridad en estos Países, pero inspeccionando lo que se hace con el dinero que se aporta desde España y Europa, pues son Regímenes con altos niveles de corrupción la mayoría. Y ni que decir tiene que deben reforzarse y ampliarse los recursos con los que cuentan las Fuerzas de Seguridad para combatir el terrorismo en suelo europeo.


Se otorgan subvenciones públicas a colectivos que dicen ayudar a inmigrantes de quienes en realidad no saben nada creyendo su versión de que huyen de una situación de peligro para sus vidas en base a sus propios testimonios, no a pruebas contundentes. Muchos voluntarios de asociaciones de ayuda a refugiados se han negado a seguir colaborando al darse cuenta de que entre los mismos había muchos extremistas o personas violentas que abusaban de sus conciudadanos o agredían a los cooperantes por el hecho de ser occidentales. Sin haber realizado las debidas comprobaciones es un riesgo muy elevado ofrecer ayuda a todo el que la pida que haya entrado de forma irregular o solicite asilo pues en un contexto de recrudecimiento del terrorismo internacional, como en el que nos encontramos, no es prudente ni aconsejable.


No pocas comunidades de inmigrantes traen del exterior a líderes religiosos, de los que poco se sabe, y se les permite que mantengan sus costumbres sexistas y disgregadoras por lo que puede verse como sus mujeres son tratadas con desprecio y sus hijos crecer en el odio hacia la Sociedad que les ha acogido. En Países democráticos valedores de los derechos humanos, es una situación que no debe permitirse: se les debe exigir que se integren plenamente, con garantías, o de lo contrario negarles las ayudas económicas.


Por ejemplo, todavía miles de personas que residen en Europa, procedentes de Países donde existe la costumbre racial y ancestral de la amputación del clítoris, practican también en el País de acogida tan deleznable tradición en sus hijas al llegar a la pubertad. Es algo que no debe permitirse bajo ningún concepto ejerciendo un control institucional de los padres sobre sus hijos, siéndoles retirados por los servicios sociales si se sospecha que pudieran ser víctimas de tal aberración. Es por ello que debe obligarse a todos los inmigrantes a que escolaricen a sus hijos de inmediato para evitar que crezcan en un entorno de odio racial o integrismo religioso importado por sus progenitores o líderes tribales de sus Países de origen.