Los más ricos del Planeta

Actualizado: 13 de abr de 2018

Por primera vez, un ser humano supera la fortuna personal de 100.000 millones de dólares. Se trata de Jeff Bezos, propietario de Amazon y lo hace de forma amplia. Averigua quiénes son los hombres más ricos del Mundo y a qué deben su poder económico.


El ser humano más rico del Planeta cuenta con una fortuna valorada en 120.800 millones de dólares: se trata de Jeff Bezos, propietario de la principal plataforma de venta mundial, Amazon. Le sigue Bill Gates, el fundador de la más importante multinacional de la informática, Microsoft. Son fortunas que suben y bajan constantemente con cifras mareantes de ganancias diarias que superan los 1.200 millones de dólares, con lo que el próximo mes pudiera ser de nuevo Gates el más rico. De hecho, en agosto de 2017 era Amancio Ortega el más rico del Planeta y ahora le superan en riqueza cuatro personas.


Si Bezos tiene actualmente un patrimonio que supera en 27.000 millones de dólares al de Gates, éste posee 4.000 millones más que el tercer hombre más rico del Mundo, el inversor bursátil Warren Buffett.


El francés Bernard Arnault, dueño de un conglomerado de empresas de artículos de lujo que incluye Dior, tiene la cuarta fortuna mundial (77.100 millones) seguido del español Amancio Ortega, el magnate de la industria de la moda, con un patrimonio valorado en 73.000 millones. Mark Zuckerberg, dueño de la principal multinacional de la informática, posee 71.800 millones. El constructor mexicano Carlos Slim tiene una fortuna de 67.800 millones de dólares.


Lo primero que sorprende de estos hipermillonarios es que o abandonaron la Universidad o ni siquiera iniciaron estudios superiores, aunque no todos, claro. Zuckerberg y Gates dejaron la Universidad de Harvard y Ortega no fue a ninguna Universidad, pero Bezos si fue un destacado estudiante (y licenciado) en Ciencias de la Computación e Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Princeton. Buffett está graduado en Finanzas por la Escuela de Negocios Wharton, de la Universidad de Pennsylvania y tiene además un Máster por la Universidad de Columbia. Es de los más ricos, también el más culto, con una fortuna que supera los 87.000 millones, gracias a sus inversiones bursátiles e inmobiliarias; es el más veterano también, con 87 años de edad. El español Amancio Ortega es el segundo con más edad: 81 años.


Jeff Bezos ha conseguido superar a todos con su multinacional de venta online AMAZON. Los demás le temen y lo cierto es que todas las grandes compañías multinacionales, da igual el sector en el que se muevan. Amazon ha demostrado que tiene éxito en cualquier negocio. Ahora prepara su propia empresa de reparto para prescindir de las contratas postales que llevan los productos que se comercializan en su plataforma a sus clientes. Se han dado cuenta de que si además de ofrecer el medio para publicitar esos productos se encargan también de repartirlos a los clientes ganarán aún mucho más.


El joven Mark Zuckerberg, que con la red social más importante de cuantas existen ha conseguido amasar una fortuna valorada en más de 71.000 millones de dólares, también prepara su propia estrategia de ampliación. De seguir al ritmo de crecimiento actual, Facebook alcanzará muy pronto los 2.000 millones de usuarios. Aunque si añadimos los clientes que usan sus filiales WhatsApp e Instagram superan los 3.600 millones de usuarios. Con estas redes sociales, la influencia en la Sociedad actual de Facebook no tiene parangón.


De todos los ultramillonarios, el que procede de un ambiente más humilde es Amancio Ortega, que incluso pasó penalidades económicas siendo niño. Es también lo que en Estados Unidos conocen como un “self sade man”, un hombre hecho a sí mismo, pues comenzó siendo el chico de los recados de una tienda que vendía camisas. Podemos decir que también fue el primer innovador en lo que más adelante copiarían otros millonarios: ofrecer réplicas de productos más caros pero realizadas con material más económico. No son falsificaciones sino productos que causan buena impresión, pero no de lujo (en el caso de Zara, la empresa de Ortega, con más de 40 años de Historia, prendas y complementos de todo tipo). Pero Inditex, como se denomina actualmente el grupo de empresas de Amancio Ortega, está sufriendo continuos varapalos en la Bolsa lo que provoca que la fortuna de Ortega, que no deja de crecer, lo haga a un ritmo mucho más lento.


Resulta mareante como estos enormes grupos empresariales pueden perder entre 200 y 1.300 millones de dólares en un día sin despeinarse. Y es que casi todos los supermillonarios han decidido crear gigantescas corporaciones agrupando sus empresas: Amazon abarca varios negocios distintos, Microsoft también y naturalmente el veterano Buffet con su Sociedad empresarial Berkshire Hathaway. Son verdaderos emporios mercantiles que parecieran destinados a crecer de forma imparable, aunque a diferente ritmo según el momento en el que se encuentren. Solo Zara, dentro de la megacorporación Inditex, cuenta con más de 7.300 tiendas de ropa repartidas por todo el Mundo. Las otras firmas importantes de Ortega son Oysho, de ropa interior, con casi 650 tiendas repartidas igualmente por todo el Mundo; Massimo Dutti, que ofrece ropa y complementos algo más exclusivos que Zara, cuenta con más de 750 establecimientos y la marca Pull and Bear, de moda juvenil, con casi mil tiendas a las que añadir Stradivarius, de moda económica sobre todo femenina con más de mil tiendas. Bershka, también de moda juvenil, supera igualmente las mil tiendas en todo el Mundo y en conjunto, con las otras firmas, convierten a Inditex en un gigante de la moda con ingresos que superan los 21.000 millones de euros anuales.

Ya sea para pagar menos impuestos, ya porque verdaderamente estén sensibilizados, casi todas estas fortunas han creado Fundaciones que hacen donaciones millonarias en forma de becas o ayudas a la investigación. La Fundación Bill y Melinda Gates han repartido 40.000 millones de dólares en los últimos años y Amancio Ortega ha donado cientos de millones de euros a la sanidad pública española.


Luego tenemos a quienes derrochan dinero de modo estrafalario sin importarles lo más mínimo, sin querer ser conscientes de la gran ayuda que supondría para personas necesitadas. El 82% de la riqueza mundial está en manos del uno por ciento de la población como reveló el Foro Económico Mundial de Davos en su última edición.

51 vistas

© 2008-2020 por RSW

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon