COVID-19: Instrucción ciudadana (II)

Actualizado: jun 14

Tal y como desarrollé en mi anterior artículo, y siguiendo la máxima de la necesidad de instruir a la sociedad para conseguir unos resultados muchos más satisfactorios en lo que al mantenimiento de la seguridad ciudadana se refiere, me centraré ahora en las personas de la tercera edad. Son uno de los colectivos más vulnerables del confinamiento al que actualmente estamos inmersos, así como el principal grupo de riesgo de contagio.


Me dirijo a los lectores de más de 65 años, recomendándoles una serie de medidas que pudieran hacer más llevadera la pandemia. Quiénes tengan familiares de esa edad pueden igualmente tomar nota y transmitirles los consejos que a continuación les indico.


Durante el Estado de Alarma, no debe abrir la puerta a: Personas que manifiesten pertenecer a empresas de suministros del hogar, si no han sido solicitados previamente. Tampoco quiénes digan ser técnicos, médicos, enfermeros o servicios sanitarios, que acuden a realizar pruebas del coronavirus o a desinfectar el domicilio. Del mismo modo, evitar a los distribuidores de mascarillas y guantes que afirmen representar a la Administración. Y aquellos que manifiesten ser repartidores de alimentos de una gran superficie comercial, sin que se haya realizado dicha compra. Igualmente, no abra la puerta de su domicilio al que ofrezca remedios milagrosos contra el coronavirus.


Como pasamos mucho tiempo en casa, y nos estamos volviendo expertos en las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, debe tener en cuenta:

  • No proporcionar datos personales, ni datos bancarios a través del teléfono o por internet a desconocidos.

  • Desconfiar de grandes ofertas o chollos a través de la red.


A la hora de tener que salir inexcusablemente para acudir a una entidad bancaria, procure:

  • Observar a su alrededor cuando vaya a sacar dinero del banco, por si advierte la presencia de individuos sospechosos (con calles solitarias como las actuales, le resultará más fácil percatarse). Al salir, tome las mismas precauciones.

  • Prestar atención a los cajeros automáticos. Compruebe que en las inmediaciones no hay personas en el interior de vehículos en actitud sospechosa.

  • Procurar ir acompañado de un familiar, con la distancia de seguridad oportuna (1,5 - 2 metros), cuando tenga que ir al Banco a realizar pagos de cierta importancia o a cobrar su pensión.

  • Cualquiera de las gestiones que realice, procure ir provisto de guantes y mascarila, ya que le ayudará a protegerse de un posible contagio. Al llegar a casa, lávese manos y cara con agua y jabón.


No olvide, de que su seguridad es mi MAYOR compromiso...


Si desea leer mi anterior artículo: Instrucción ciudadana frente al COVID-19


El autor, Daniel Rodríguez Castillo, es responsable del Grupo Operativo de Apoyo y Prevención (G.O.A.P.), de la Policía Local de Los Barrios (Cádiz); Máster en fenomenología terrorista y prevención epidemiológica por la Universidad de Granada. Máster en Protección Civil y Gestión de Emergencias (Universidad de Valencia). Colaborador de la Red SAFE WORLD desde diciembre de 2019.

© 2008-2020 por RSW

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon