Portugal dice sí a la continuidad de Almaraz

29.04.2017

Ya es una realidad que el ATI (Almacén Temporal Individualizado) de residuos nucleares se construirá en Almaraz tras el acuerdo firmado entre España y Portugal con la mediación de la Comisión Europea. Aunque eso no significa que Portugal acepte que se prolongue la vida útil de la central nuclear, es un paso previo para ello puesto que de haberse negado su continuidad hubiera sido imposible. 

La central nuclear de Almaraz, situada a cien kilómetros de Portugal, produce el 26% de toda la energía nuclear que se consume en España

El depósito se construirá en la Provincia española de Cáceres, fronteriza con Portugal, por lo que este País era reticente en un principio, pero el Consejo de Seguridad Nuclear español ya ha anunciado que tendrán en cuenta las recomendaciones portuguesas además de facilitar cuanta información requiera Portugal sobre las instalaciones. Además, el Gobierno portugués enviará a representantes a las reuniones informativas públicas de periodicidad anual en el municipio de Almaraz, donde se construirá el depósito nuclear. El propio Gobierno portugués informará a sus conciudadanos, igual que el español en Almaraz, de cuanto necesiten saber sobre la seguridad de las instalaciones e impacto medioambiental. De hecho, el grupo de expertos portugueses que analizó en febrero pasado las instalaciones presentaron su propio informe ante la Agencia Portuguesa de Medioambiente dando su visto bueno.

Juncker, presidente de la Comisión Europea, pone el acuerdo hispanoportugués como ejemplo de la "firme voluntad de desarrollar proyectos europeos de interconexión".

El almacén de residuos corría prisa porque la central nuclear de Almaraz tenía las piscinas de sus reactores saturadas y ahora, con la construcción del depósito, podrá prorrogarse el funcionamiento de la central más allá de 2020, año en el que estaba previsto su cierre. El almacén se cree estará terminado en los primeros meses de 2018. Se construirá en una zona de baja intensidad sísmica, que era uno de los aspectos que más preocupaban a los portugueses.

Pero lo cierto es que el Gobierno de Portugal todavía no ha emitido un comunicado definitivo dando su autorización, sino que tiene en su mesa el informe de la Agencia de Mediambiente que no es vinculante, aunque sí tenido muy en cuenta por el Ministerio del Medio Ambiente que es el que decidirá. Pero el Movimiento Ibérico Antinuclear (MIAN), coordinado por el portugués Antonio Eloy, dice que todos los grupos ecologistas y partidos políticos están en contra, de forma unánime, tanto con la posible instalación del depósito en Almaraz como con la prolongación de la actividad de la central nuclear después de 2020. Denuncia que en la inspección portuguesa de Almaraz no fueron verdaderos expertos para emitir un informe fidedigno. La asociación ecologista MIAN ha recibido recientemente un premio ADENEX (Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura). La formación política UNIDOS PODEMOS le ha recordado al presidente de la Junta de Extremadura que su partido (PSOE) autorizó una vida útil de la central nuclear de 40 años que concluyen en 2020 y no que ahora pretenden que dure más sin debate previo de la Sociedad o de las formaciones políticas. Les recuerda que otros depósitos nucleares no han avanzado por los problemas serios de seguridad que registran; ponen varios ejemplos, en especial el de la central nuclear de Garoña que sin ser óptimas todas las condiciones de seguridad que se requieren se ha autorizado la prolongación de su vida útil. Debido a ello, distintas asociaciones y fuerzas políticas convocan una manifestación de protesta en Madrid para el diez de junio

Otra central nuclear española en el punto de mira es la de Vandellós, cuya solicitud para que prolongue su utilidad expira en julio, tres años antes del cierre previsto, como indica la Ley española.

Tanto las formaciones UNIDOS PODEMOS como EQUO y la asociación "Ecologistas en Acción" se personarán en la manifestación de Madrid pidiendo que se cierren las centrales nucleares y se apueste por la energía renovable.

La central nuclear de Almaraz, situada a cien kilómetros de Portugal, produce el 26% de toda la energía nuclear que se consume en España